e: info@metodosoma.com

RECURSOS

Gestión Emocional

En los últimos años las emociones se han considerado un obstáculo y se ha dicho que hay que controlarlas, gestionarlas o incluso ponerlas a un lado, para poder avanzar hacia el éxito. Sin embargo, las emociones son neutras. Es el uso que haces de ellas el que las convierte en positivas o negativas. Incluso la intensidad con la que las vives, pueden suponer un grave problema o una bendición para ti.

El componente emocional de tu mente es fundamental como punto de partida en tu mapa de crecimiento personal, ya que saber cómo te sientes y cómo piensas, conlleva conocer cómo puedes adaptarte a los retos que te presenta el día a día. Y si esa adaptación no es la más adecuada, porque los automatismos generados no te satisfacen, no te juzgues.

Las emociones son el motor de tu aprendizaje

No se trata de controlar las emociones, sino tirar de ese hilo de información a la vez que aprovechas la energía emocional, para poder cambiar aquello que deseas cambiar de ti, y potenciar aquello que te nutre.

Controlar las emociones implica bloquear el flujo de energía en tu vida y renunciar a tu poder. Usa la emoción como el motor de transformación que es, y permite que desate tu potencial.

Destacadas

Cómo defenderse del Narcisismo

Reprograma tu mente con el Método SOMA El narcisismo es un trastorno de la personalidad caracterizado por un desproporcionado sentido de la importancia propia, una necesidad excesiva de admiración y una falta de empatía que, indefectiblemente, terminan por afectar significativamente a las relaciones personales. Esta situación puede terminar con graves secuelas para el bienestar emocional de las personas en el entorno del sujeto afectado por el narcisismo. Si te encuentras lidiando con un narcisista, ya sea en tu vida personal o profesional, o incluso en el seno de tu familia, es importante tomar medidas para protegerte y preservar tu salud mental. Esto te puede interesar > Salud Integral: La Complicada Relación entre Bienestar Físico, Salud Mental y Emociones A continuación, te compartimos algunos consejos para detectar el narcisismo y defenderte de él. 1. Identifica las señales de alerta: Es importante que aprendas a reconocer las señales de alerta del narcisismo. Algunas de estas señales son: 2. Establece límites claros: Es importante que establezcas límites claros con el narcisista, ya que esta persona no va a ser capaz de identificar tus necesidades y tus límites, puesto que carece de empatía.  Esto significa que debes decirle qué estás dispuesto a tolerar y qué no. Debes ser firme y asertivo/a al comunicar tus límites. Y no permitas que estos límites se sobrepasen. Prográmate mentalmente para que tus alarmas salten cuando el narcisista ignore un límite que ya habéis hablado. Toma tu tiempo para hacérselo ver en el momento. 3. No te dejes manipular: Los narcisistas son expertos en manipulación emocional. Es importante que no te dejes manipular por ellos. No permitas que te hagan sentir culpable, avergonzado/a o inferior. Esto enlaza con el punto anterior. Siempre que le intentes hacer ver a un narcisista que no está respetando tus límites, te va a intentar manipular, diciéndo que exageras, que eres demasiado sensible, que en realidad no ha pasado nada…etc.  Lanzará una serie de excusas, donde tu siempre serás el culpable, el hipersensible, el raro o el “dañado”. Convertirá su defensa en un ataque a ti, para eludir la responsabilidad de sus propios actos. 4. Cuídate a ti mismo/a: Puesto que tu bioquímica va a ser consecuencia de la montaña rusa emocional de estar junto a una persona narcisista, tienes que contrarrestar esa toxicidad, y moverte hacia un entorno interior y exterior más saludable. Es importante que cuides tu salud física y mental. Asegúrate de comer sano, dormir lo suficiente y hacer ejercicio regularmente. También es importante que encuentres tiempo para hacer cosas que te gusten y que te hagan sentir bien, así como rodearte de otras personas fuera del entorno del narcisista. Esta parte es fundamental para generar unas bases sólidas de autocuidado, que te permitan salir de la dependencia emocional del narcisista. 5. Busca ayuda profesional: Si te sientes abrumado/a por el narcisismo en tu vida, es importante que busques ayuda en tu entorno o, si fuera necesario, profesional. Necesitas objetividad para poder salir del bucle del narcisista. Un terapeuta puede ayudarte a entender la situación, desarrollar estrategias para lidiar con el narcisista y recuperar tu autoestima. Esto te puede interesar > Cómo Afrontar la Falta de Autoestima El Método SOMA es una técnica que puede ayudarte a defenderte del narcisismo y recuperar tu bienestar. El Método SOMA te permite: Conclusión Defenderte del narcisismo no es fácil, pero es posible. Con la ayuda adecuada, puedes aprender a reprogramar tu mente, recuperar tu bienestar y crear una vida feliz y plena. Enfrentarse al narcisismo puede ser un laberinto imposible, pero con la reprogramación de la mente a través del Método Soma, es posible recuperar el control de tu vida y proteger tu bienestar emocional. Al desafiar creencias limitantes, cultivar la empatía y la autenticidad, y deshacerte de la dependencia emocional puedes fortalecer tu resiliencia y fomentar relaciones más significativas y satisfactorias.  ¡Empodérate con el Método Soma y libérate del narcisismo para siempre!

Leer más »

Las Claves para Afrontar el Duelo y la Pérdida

El duelo y la pérdida son experiencias de tránsito inevitables en nuestras vidas. Son, por supuesto, momentos de profunda tristeza y puntos de inflexión y transformación.  Ninguna persona va a poder evitar transitar estas situaciones y, sin embargo, no estamos en absoluto preparados para ello. Afrontar estos desafíos de manera saludable no siempre es fácil pero es recomendable y necesario para el proceso de cicatrización y el bienestar emocional a largo plazo.  Esto te puede interesar > Salud Integral: La Complicada Relación entre Bienestar Físico, Salud Mental y Emociones ¿Cómo enfrentar el duelo y la pérdida de manera constructiva? Desde el Método SOMA, estamos convencidos de que un duelo bien ejecutado es una de las experiencias que más nos hacen evolucionar hacia mejores versiones de nosotros mismos. Pero esto no va a ocurrir de manera automática, por el simple hecho de sufrir una pérdida importante en la vida. Necesitamos, ante el trauma y el dolor de la pérdida, disponer de una hoja de ruta que nos lleve, de forma amable pero consistente,  por tránsito del Duelo, hacia la transformación. De lo contrario, habremos pagado el precio, en forma de dolor, sin permitir que la experiencia nos aporte su verdadero valor. 👍 A continuación listamos los pasos que consideramos imprescindibles para transitar el duelo: Reconocer y Permitir las Emociones Reconoce y permite fluir la gama completa de emociones que tienes contenida. Desde la tristeza y la ira hasta la confusión y la nostalgia, cada sentimiento es una parte válida del proceso. Suprimir estas emociones puede obstaculizar la curación, mientras que permitir su expresión facilita la liberación emocional y el avance hacia la aceptación. Buscar Apoyo Social El aislamiento puede agravar el dolor del duelo. Buscar el apoyo de amigos, familiares o incluso profesionales de la salud puede proporcionar consuelo y comprensión. Compartir experiencias con aquellos que han atravesado situaciones similares puede ser especialmente beneficioso, creando conexiones que ayudan a mitigar el sentimiento de soledad. Esto te puede interesar > Desarrollo de Habilidades Sociales: Claves para el Éxito Personal y Profesional Aceptar la Singularidad del Duelo Cada persona vive el duelo de manera única, y no hay un marco de tiempo establecido para superarlo. Acepta la singularidad del propio proceso y evita comparaciones con otros. La paciencia  y la comprensión de que la curación es un camino individual permiten avanzar a un ritmo más natural. Honrar y Recordar Honrar y recordar a la persona o la situación perdida es una parte inherente al  proceso de duelo. Establecer rituales, crear homenajes personales o simplemente recordar momentos significativos contribuye a mantener viva la memoria. La conexión continua con el legado emocional de lo que se perdió puede ser reconfortante y empoderadora. Buscar Sentido y Significado  Preguntarse sobre el aprendizaje, el crecimiento personal o las nuevas perspectivas adquiridas puede abrir la puerta a una comprensión más profunda y a la construcción de un significado valioso a partir de la experiencia y puede ayudar a darle un propósito al proceso de duelo. Explorar Prácticas de Autocuidado El duelo puede ser física y emocionalmente agotador. Incorporar prácticas de autocuidado, como el ejercicio, la meditación, el descanso adecuado y una nutrición equilibrada, contribuye a fortalecer la resistencia emocional y física. El cuidado personal juega un papel fundamental en el proceso de recuperación. Esto te puede interesar > Técnicas para Sentirte Digno: Claves para Fortalecer tu Bienestar Emocional Buscar Asesoramiento Profesional En casos de duelo más complejo o abrumador  siempre es recomendable buscar el asesoramiento de un profesional. A veces la pérdida es tan traumática, que nos quedamos sin herramientas para acceder tan siquiera al duelo. En esos casos hace sentido contar con el apoyo de un profesional. Conclusión En el Método SOMA vemos el tránsito por el duelo y la pérdida como un proceso personal, único y transformador.  Reconocer las emociones, aceptar la singularidad de la experiencia y buscar apoyo o asesoramiento profesional cuando sea necesario son las  claves para atravesar este viaje de manera constructiva, saliendo del otro lado como un ser mejorado y mucho más sabio.  Esto te puede interesar > Transforma tu Mente: Descubriendo el Poder Oculto de la Neuroplasticidad No confundamos duelo con depresión. Si las emociones bajas duran demasiado tiempo, si la vida se ha teñido de gris y no hay ni siquiera breves momentos de alegría, ha llegado el momento de buscar ayuda.

Leer más »

Como las emociones afectan a nuestra visión

La conexión entre nuestras emociones y la salud ocular es un campo fascinante que ha capturado la atención de investigadores y profesionales de la salud visual.  Aunque a menudo subestimamos la complejidad de esta relación, los estudios científicos revelan que nuestras emociones no solo influyen en la forma en que percibimos el mundo, sino también en la salud física de nuestros ojos. Esto te puede interesar > “Como las emociones afectan tus ojos” Conversaciones entre Ainhoa de Federico y Sara Romero El Estrés y sus Efectos en la Visión El estrés, una emoción omnipresente en la vida moderna, puede tener un impacto significativo en nuestros ojos. La tensión emocional asociada con el estrés crónico puede desencadenar síntomas oculares, como la fatiga visual, el ojo seco y la visión borrosa.  La conexión entre el estrés y el aumento de la presión intraocular también ha sido objeto de estudio, sugiriendo una relación entre el estrés emocional y el riesgo de desarrollar enfermedades oculares como el glaucoma. Emociones Positivas y Salud Ocular Aunque las emociones negativas pueden tener efectos adversos en la salud ocular, las emociones positivas también desempeñan un papel importante, que no podemos desdeñar, en la mejora de nuestra salud visual.  La risa, la alegría y el optimismo han sido asociados con la liberación de endorfinas y la mejora de la circulación sanguínea, lo cual puede beneficiar la salud general de los ojos. Además, la relajación asociada con emociones positivas puede reducir la tensión ocular y disminuir la probabilidad de problemas como la fatiga visual. Efectos de la Ansiedad en la Visión La ansiedad, al igual que el estrés, se reflejan a menudo en indeseadas consecuencias negativas para nuestros ojos. Las personas que experimentan ansiedad a menudo tienden a parpadear menos, lo que puede resultar en ojos secos e irritados. Además, la ansiedad puede contribuir a problemas visuales como la visión borrosa y la sensibilidad a la luz, afectando la calidad de la visión. Esto te puede interesar > La importancia de la autogestión emocional La perspectiva del Método SOMA En nuestra experiencia con el Método SOMA, hemos observado de manera consistente cómo las emociones y la programación mental influyen de manera directa en la visión. A través del Método SOMA®, hemos abordado los síntomas de pacientes con problemas de visión, y al mejorar estos otros síntomas, también se constató en algunos casos mejoras sorprendentes, incluso en algunos se alcanzaron mejoras, que ya no se requieren gafas. En Método SOMA® queremos destacar que operamos con programas mentales, y que los efectos físicos son consecuencia de un cambio en dichos programas. Por eso, cuando una persona adopta la creencia limitante de que su visión no puede mejorar, erige una barrera significativa que obstaculiza su progreso. Este enfoque integral no solo desafía mitos arraigados, sino que también abre la puerta a la posibilidad real de una mejora sustancial en la salud visual. Es común creer que la visión inevitablemente se deteriora con la edad, y que las únicas soluciones son la cirugía o el uso de anteojos. Sin embargo, esta percepción es incorrecta, la vista puede mejorar con enfoques terapéuticos diferentes. Muchas personas mantienen la creencia limitante de que, inevitablemente, a partir de los 40 años se necesitarán gafas debido al inicio de la presbicia. Sin embargo, hace apenas 30 años, la presbicia solía manifestarse alrededor de los 50, lo que implica que hemos perdido aproximadamente 10 años de calidad visual. Esto te puede interesar > Salud Integral: La Complicada Relación entre Bienestar Físico, Salud Mental y Emociones Desmitificar la creencia de que el deterioro visual es inevitable después de cierta edad nos invita a considerar la influencia significativa de nuestro entorno y hábitos en la salud ocular, proporcionando una perspectiva optimista sobre la posibilidad de mantener una visión nítida a lo largo de los años. Los primeros antecedentes Remontándonos en el tiempo fue el  Dr. Charles Kelley uno de los pioneros en examinar la conexión entre los síntomas visuales y las emociones no procesadas.  Sus hallazgos, junto con otras investigaciones, permitieron inferir interesantes correlaciones entre las emociones y los tres problemas visuales más comunes como la miopía, presbicia y astigmatismo.  La eminente Dra. Ainhoa de Federico, ha recopilado años de estudios y evidencias sobre esta cuestión, observando la correlación directa entre emociones y trastornos visuales. Miopía y Emociones La miopía, que afecta la visión de lejos, se manifiesta como un filtro de inseguridad en la percepción de la vida. A menudo surge en momentos estresantes de la vida, especialmente en la juventud.  La percepción insegura del futuro conduce a comportamientos precavidos y prevenidos. Suele asociarse  a eventos como el nacimiento de un hermano o cambios significativos. Liberar estas tensiones emocionales puede contribuir a mejorar la miopía. Esto te puede interesar > ¿Cómo influyen las emociones en nuestra vida? Presbicia y Emociones Contrariamente, la presbicia, que afecta la visión de cerca, refleja una dispersión de energía hacia los demás, descuidando el autocuidado. La mirada nostálgica, enojada o culpable hacia el pasado indica una pérdida de interés en la propia vida.  Superar la presbicia implica redirigir la energía hacia el egoísmo positivo, colocándonos en el centro de nuestra existencia y haciendo ajustes para que la vida sea nuevamente emocionante. Astigmatismo y Emociones# El astigmatismo, vinculado a la confusión, surge cuando la autenticidad se sacrifica para complacer a los demás o cumplir expectativas externas. La distorsión de los valores personales se refleja tanto en la percepción de uno mismo como en la vista.  Abordar el astigmatismo implica cultivar la autenticidad constante, cuestionándonos sobre nuestras verdaderas intenciones y actuando en sintonía con nuestra autenticidad. Nuevos enfoques La relación entre emociones y visión es innegable. Desde los pioneros como el Dr. Kelley hasta las investigaciones actuales con el Método SOMA® o de la Dra. de Federico, se evidencia que abordar la salud ocular requiere un enfoque multidimensional que integre la liberación emocional, la optimización de la energía y la desmitificación de creencias limitantes.  Esto te puede interesar > Desprograma tus limitaciones: 5 falsos mitos en los

Leer más »

Tus emociones no te definen, te facilitan información fundamental para tu crecimiento personal. De ti depende aprovecharlas o seguir sufriendo

Conoce más

Cómo defenderse del Narcisismo

Reprograma tu mente con el Método SOMA El narcisismo es un trastorno de la personalidad caracterizado por un desproporcionado sentido de la importancia propia, una necesidad excesiva de admiración y una falta de empatía que, indefectiblemente, terminan por afectar significativamente a las relaciones personales. Esta situación puede terminar con graves secuelas para el bienestar emocional de las personas en el entorno del sujeto afectado por el narcisismo. Si te encuentras lidiando con un narcisista, ya sea en tu vida personal o profesional, o incluso en el seno de tu familia, es importante tomar medidas para protegerte y preservar tu salud mental. Esto te puede interesar > Salud Integral: La Complicada Relación entre Bienestar Físico, Salud Mental y Emociones A continuación, te compartimos algunos consejos para detectar el narcisismo y defenderte de él. 1. Identifica las señales de alerta: Es importante que aprendas a reconocer las señales de alerta del narcisismo. Algunas de estas señales son: 2. Establece límites claros: Es importante que establezcas límites claros con el narcisista, ya que esta persona no va a ser capaz de identificar tus necesidades y tus límites, puesto que carece de empatía.  Esto significa que debes decirle qué estás dispuesto a tolerar y qué no. Debes ser firme y asertivo/a al comunicar tus límites. Y no permitas que estos límites se sobrepasen. Prográmate mentalmente para que tus alarmas salten cuando el narcisista ignore un límite que ya habéis hablado. Toma tu tiempo para hacérselo ver en el momento. 3. No te dejes manipular: Los narcisistas son expertos en manipulación emocional. Es importante que no te dejes manipular por ellos. No permitas que te hagan sentir culpable, avergonzado/a o inferior. Esto enlaza con el punto anterior. Siempre que le intentes hacer ver a un narcisista que no está respetando tus límites, te va a intentar manipular, diciéndo que exageras, que eres demasiado sensible, que en realidad no ha pasado nada…etc.  Lanzará una serie de excusas, donde tu siempre serás el culpable, el hipersensible, el raro o el “dañado”. Convertirá su defensa en un ataque a ti, para eludir la responsabilidad de sus propios actos. 4. Cuídate a ti mismo/a: Puesto que tu bioquímica va a ser consecuencia de la montaña rusa emocional de estar junto a una persona narcisista, tienes que contrarrestar esa toxicidad, y moverte hacia un entorno interior y exterior más saludable. Es importante que cuides tu salud física y mental. Asegúrate de comer sano, dormir lo suficiente y hacer ejercicio regularmente. También es importante que encuentres tiempo para hacer cosas que te gusten y que te hagan sentir bien, así como rodearte de otras personas fuera del entorno del narcisista. Esta parte es fundamental para generar unas bases sólidas de autocuidado, que te permitan salir de la dependencia emocional del narcisista. 5. Busca ayuda profesional: Si te sientes abrumado/a por el narcisismo en tu vida, es importante que busques ayuda en tu entorno o, si fuera necesario, profesional. Necesitas objetividad para poder salir del bucle del narcisista. Un terapeuta puede ayudarte a entender la situación, desarrollar estrategias para lidiar con el narcisista y recuperar tu autoestima. Esto te puede interesar > Cómo Afrontar la Falta de Autoestima El Método SOMA es una técnica que puede ayudarte a defenderte del narcisismo y recuperar tu bienestar. El Método SOMA te permite: Conclusión Defenderte del narcisismo no es fácil, pero es posible. Con la ayuda adecuada, puedes aprender a reprogramar tu mente, recuperar tu bienestar y crear una vida feliz y plena. Enfrentarse al narcisismo puede ser un laberinto imposible, pero con la reprogramación de la mente a través del Método Soma, es posible recuperar el control de tu vida y proteger tu bienestar emocional. Al desafiar creencias limitantes, cultivar la empatía y la autenticidad, y deshacerte de la dependencia emocional puedes fortalecer tu resiliencia y fomentar relaciones más significativas y satisfactorias.  ¡Empodérate con el Método Soma y libérate del narcisismo para siempre!

Leer más »

Las Claves para Afrontar el Duelo y la Pérdida

El duelo y la pérdida son experiencias de tránsito inevitables en nuestras vidas. Son, por supuesto, momentos de profunda tristeza y puntos de inflexión y transformación.  Ninguna persona va a poder evitar transitar estas situaciones y, sin embargo, no estamos en absoluto preparados para ello. Afrontar estos desafíos de manera saludable no siempre es fácil pero es recomendable y necesario para el proceso de cicatrización y el bienestar emocional a largo plazo.  Esto te puede interesar > Salud Integral: La Complicada Relación entre Bienestar Físico, Salud Mental y Emociones ¿Cómo enfrentar el duelo y la pérdida de manera constructiva? Desde el Método SOMA, estamos convencidos de que un duelo bien ejecutado es una de las experiencias que más nos hacen evolucionar hacia mejores versiones de nosotros mismos. Pero esto no va a ocurrir de manera automática, por el simple hecho de sufrir una pérdida importante en la vida. Necesitamos, ante el trauma y el dolor de la pérdida, disponer de una hoja de ruta que nos lleve, de forma amable pero consistente,  por tránsito del Duelo, hacia la transformación. De lo contrario, habremos pagado el precio, en forma de dolor, sin permitir que la experiencia nos aporte su verdadero valor. 👍 A continuación listamos los pasos que consideramos imprescindibles para transitar el duelo: Reconocer y Permitir las Emociones Reconoce y permite fluir la gama completa de emociones que tienes contenida. Desde la tristeza y la ira hasta la confusión y la nostalgia, cada sentimiento es una parte válida del proceso. Suprimir estas emociones puede obstaculizar la curación, mientras que permitir su expresión facilita la liberación emocional y el avance hacia la aceptación. Buscar Apoyo Social El aislamiento puede agravar el dolor del duelo. Buscar el apoyo de amigos, familiares o incluso profesionales de la salud puede proporcionar consuelo y comprensión. Compartir experiencias con aquellos que han atravesado situaciones similares puede ser especialmente beneficioso, creando conexiones que ayudan a mitigar el sentimiento de soledad. Esto te puede interesar > Desarrollo de Habilidades Sociales: Claves para el Éxito Personal y Profesional Aceptar la Singularidad del Duelo Cada persona vive el duelo de manera única, y no hay un marco de tiempo establecido para superarlo. Acepta la singularidad del propio proceso y evita comparaciones con otros. La paciencia  y la comprensión de que la curación es un camino individual permiten avanzar a un ritmo más natural. Honrar y Recordar Honrar y recordar a la persona o la situación perdida es una parte inherente al  proceso de duelo. Establecer rituales, crear homenajes personales o simplemente recordar momentos significativos contribuye a mantener viva la memoria. La conexión continua con el legado emocional de lo que se perdió puede ser reconfortante y empoderadora. Buscar Sentido y Significado  Preguntarse sobre el aprendizaje, el crecimiento personal o las nuevas perspectivas adquiridas puede abrir la puerta a una comprensión más profunda y a la construcción de un significado valioso a partir de la experiencia y puede ayudar a darle un propósito al proceso de duelo. Explorar Prácticas de Autocuidado El duelo puede ser física y emocionalmente agotador. Incorporar prácticas de autocuidado, como el ejercicio, la meditación, el descanso adecuado y una nutrición equilibrada, contribuye a fortalecer la resistencia emocional y física. El cuidado personal juega un papel fundamental en el proceso de recuperación. Esto te puede interesar > Técnicas para Sentirte Digno: Claves para Fortalecer tu Bienestar Emocional Buscar Asesoramiento Profesional En casos de duelo más complejo o abrumador  siempre es recomendable buscar el asesoramiento de un profesional. A veces la pérdida es tan traumática, que nos quedamos sin herramientas para acceder tan siquiera al duelo. En esos casos hace sentido contar con el apoyo de un profesional. Conclusión En el Método SOMA vemos el tránsito por el duelo y la pérdida como un proceso personal, único y transformador.  Reconocer las emociones, aceptar la singularidad de la experiencia y buscar apoyo o asesoramiento profesional cuando sea necesario son las  claves para atravesar este viaje de manera constructiva, saliendo del otro lado como un ser mejorado y mucho más sabio.  Esto te puede interesar > Transforma tu Mente: Descubriendo el Poder Oculto de la Neuroplasticidad No confundamos duelo con depresión. Si las emociones bajas duran demasiado tiempo, si la vida se ha teñido de gris y no hay ni siquiera breves momentos de alegría, ha llegado el momento de buscar ayuda.

Leer más »

Como las emociones afectan a nuestra visión

La conexión entre nuestras emociones y la salud ocular es un campo fascinante que ha capturado la atención de investigadores y profesionales de la salud visual.  Aunque a menudo subestimamos la complejidad de esta relación, los estudios científicos revelan que nuestras emociones no solo influyen en la forma en que percibimos el mundo, sino también en la salud física de nuestros ojos. Esto te puede interesar > “Como las emociones afectan tus ojos” Conversaciones entre Ainhoa de Federico y Sara Romero El Estrés y sus Efectos en la Visión El estrés, una emoción omnipresente en la vida moderna, puede tener un impacto significativo en nuestros ojos. La tensión emocional asociada con el estrés crónico puede desencadenar síntomas oculares, como la fatiga visual, el ojo seco y la visión borrosa.  La conexión entre el estrés y el aumento de la presión intraocular también ha sido objeto de estudio, sugiriendo una relación entre el estrés emocional y el riesgo de desarrollar enfermedades oculares como el glaucoma. Emociones Positivas y Salud Ocular Aunque las emociones negativas pueden tener efectos adversos en la salud ocular, las emociones positivas también desempeñan un papel importante, que no podemos desdeñar, en la mejora de nuestra salud visual.  La risa, la alegría y el optimismo han sido asociados con la liberación de endorfinas y la mejora de la circulación sanguínea, lo cual puede beneficiar la salud general de los ojos. Además, la relajación asociada con emociones positivas puede reducir la tensión ocular y disminuir la probabilidad de problemas como la fatiga visual. Efectos de la Ansiedad en la Visión La ansiedad, al igual que el estrés, se reflejan a menudo en indeseadas consecuencias negativas para nuestros ojos. Las personas que experimentan ansiedad a menudo tienden a parpadear menos, lo que puede resultar en ojos secos e irritados. Además, la ansiedad puede contribuir a problemas visuales como la visión borrosa y la sensibilidad a la luz, afectando la calidad de la visión. Esto te puede interesar > La importancia de la autogestión emocional La perspectiva del Método SOMA En nuestra experiencia con el Método SOMA, hemos observado de manera consistente cómo las emociones y la programación mental influyen de manera directa en la visión. A través del Método SOMA®, hemos abordado los síntomas de pacientes con problemas de visión, y al mejorar estos otros síntomas, también se constató en algunos casos mejoras sorprendentes, incluso en algunos se alcanzaron mejoras, que ya no se requieren gafas. En Método SOMA® queremos destacar que operamos con programas mentales, y que los efectos físicos son consecuencia de un cambio en dichos programas. Por eso, cuando una persona adopta la creencia limitante de que su visión no puede mejorar, erige una barrera significativa que obstaculiza su progreso. Este enfoque integral no solo desafía mitos arraigados, sino que también abre la puerta a la posibilidad real de una mejora sustancial en la salud visual. Es común creer que la visión inevitablemente se deteriora con la edad, y que las únicas soluciones son la cirugía o el uso de anteojos. Sin embargo, esta percepción es incorrecta, la vista puede mejorar con enfoques terapéuticos diferentes. Muchas personas mantienen la creencia limitante de que, inevitablemente, a partir de los 40 años se necesitarán gafas debido al inicio de la presbicia. Sin embargo, hace apenas 30 años, la presbicia solía manifestarse alrededor de los 50, lo que implica que hemos perdido aproximadamente 10 años de calidad visual. Esto te puede interesar > Salud Integral: La Complicada Relación entre Bienestar Físico, Salud Mental y Emociones Desmitificar la creencia de que el deterioro visual es inevitable después de cierta edad nos invita a considerar la influencia significativa de nuestro entorno y hábitos en la salud ocular, proporcionando una perspectiva optimista sobre la posibilidad de mantener una visión nítida a lo largo de los años. Los primeros antecedentes Remontándonos en el tiempo fue el  Dr. Charles Kelley uno de los pioneros en examinar la conexión entre los síntomas visuales y las emociones no procesadas.  Sus hallazgos, junto con otras investigaciones, permitieron inferir interesantes correlaciones entre las emociones y los tres problemas visuales más comunes como la miopía, presbicia y astigmatismo.  La eminente Dra. Ainhoa de Federico, ha recopilado años de estudios y evidencias sobre esta cuestión, observando la correlación directa entre emociones y trastornos visuales. Miopía y Emociones La miopía, que afecta la visión de lejos, se manifiesta como un filtro de inseguridad en la percepción de la vida. A menudo surge en momentos estresantes de la vida, especialmente en la juventud.  La percepción insegura del futuro conduce a comportamientos precavidos y prevenidos. Suele asociarse  a eventos como el nacimiento de un hermano o cambios significativos. Liberar estas tensiones emocionales puede contribuir a mejorar la miopía. Esto te puede interesar > ¿Cómo influyen las emociones en nuestra vida? Presbicia y Emociones Contrariamente, la presbicia, que afecta la visión de cerca, refleja una dispersión de energía hacia los demás, descuidando el autocuidado. La mirada nostálgica, enojada o culpable hacia el pasado indica una pérdida de interés en la propia vida.  Superar la presbicia implica redirigir la energía hacia el egoísmo positivo, colocándonos en el centro de nuestra existencia y haciendo ajustes para que la vida sea nuevamente emocionante. Astigmatismo y Emociones# El astigmatismo, vinculado a la confusión, surge cuando la autenticidad se sacrifica para complacer a los demás o cumplir expectativas externas. La distorsión de los valores personales se refleja tanto en la percepción de uno mismo como en la vista.  Abordar el astigmatismo implica cultivar la autenticidad constante, cuestionándonos sobre nuestras verdaderas intenciones y actuando en sintonía con nuestra autenticidad. Nuevos enfoques La relación entre emociones y visión es innegable. Desde los pioneros como el Dr. Kelley hasta las investigaciones actuales con el Método SOMA® o de la Dra. de Federico, se evidencia que abordar la salud ocular requiere un enfoque multidimensional que integre la liberación emocional, la optimización de la energía y la desmitificación de creencias limitantes.  Esto te puede interesar > Desprograma tus limitaciones: 5 falsos mitos en los

Leer más »

Salud Integral: La Complicada Relación entre Bienestar Físico, Salud Mental y Emociones

En la danza compleja de la experiencia humana, las emociones y la salud entrelazan sus hilos, tejiendo una narrativa que moldea nuestra existencia. Desde Método SOMA queremos profundizar contigo en las interrelaciones entre nuestras emociones y nuestro bienestar, desentrañando los misterios de cómo las alegrías, tristezas y las emociones complejas impactan en nuestra salud, tanto física como mental. Esto te puede interesar > La importancia de la autogestión emocional Cómo nos impactan las emociones Las emociones son como ríos subterráneos que fluyen silenciosamente en nuestras vidas, sin embargo, su impacto en la salud mental es ensordecedor.  La alegría puede iluminar la oscuridad de la depresión, mientras que la ansiedad puede teñir de sombras la paz mental.  Es más que común que a determinadas personas los momentos de ansiedad le desencadenen dolores físicos que luego se van solos. Al igual que a muchas personas la tensión le provoca dolor de cabeza o sensación de malestar. Seguro que tu también has tenido “dolencias misteriosas”, que desaparecieron igual que llegaron, sin haber sabido nunca ni su causa, ni su solución. Esta profunda relación se estudia ya en los campos de la neurobiología, los cuales nos ayudan a entender cómo la carga emocional puede desencadenar trastornos físicos  y mentales, afectando la calidad de vida de formas complejas y a menudo sorprendentes. El Baile Neurobiológico de las Emociones En el escenario interno de nuestro cuerpo, el sistema nervioso desempeña un papel clave como el director principal en el complejo ballet neurobiológico de nuestras emociones.  Este intrincado entramado de conexiones actúa como un maestro de ceremonias que traduce las variadas tonalidades emocionales en respuestas fisiológicas palpables, influyendo directamente en nuestro sistema cardiovascular, endocrino e inmunológico.  Es un puente magistral entre lo que sentimos y cómo responde nuestro cuerpo, orquestando armonías y disonancias que danzan en la sinfonía de nuestra salud integral. Esto te puede interesar > Equilibrio Emprendedor: Trabajo y Vida Personal en Armonía Las emociones, desde la jubilosa euforia hasta la abrasadora ira, son como partituras que guían la interpretación de esta compleja composición biológica. Cada emoción desencadena una cascada de respuestas a nivel neural que reverbera por todo el cuerpo.  La euforia acelera el ritmo cardíaco, la ira tensa los músculos y la tristeza desencadena respuestas hormonales específicas. Este ballet no solo es un espectáculo sensorial, sino un evento que deja su marca bioquímica tangible en nuestra salud. En el epicentro de esta coreografía emocional, el sistema nervioso teje una red de interconexiones que comunica las señales emocionales a diferentes áreas del cuerpo. Así, las respuestas del sistema nervioso a nuestras emociones afectan la presión arterial, la liberación de hormonas y la función inmunológica.  Las emociones persistentes, como protagonistas recurrentes en esta danza, pueden influir gradualmente en la salud física, contribuyendo al desarrollo de enfermedades crónicas o alterando la homeostasis natural del cuerpo. Este ballet neurobiológico no solo ilustra la danza íntima entre las emociones y la salud, sino que también destaca la intrincada conexión entre emociones, mente y cuerpo. Al comprender cómo nuestras experiencias emocionales se traducen en cambios físicos, se revela la compleja relación entre la esfera emocional y la fisiológica. En este escenario interno, el sistema nervioso se presenta como el director maestro que guía la melodía de nuestras emociones, recordándonos que la salud integral es una obra maestra que se compone en cada latido, hormona y pensamiento. Es por esto que el Método SOMA tiene como objetivo deshacerse de las emociones que nos dañan, y devolver al cuerpo su equilibrio homeostático y, por tanto, su saludo. Emociones Positivas y su Influencia en la Salud Física Desde el Método SOMA, no nos cansamos de recordar cómo las emociones positivas se rigen como un rayo de luz en la oscuridad, nos impulsan y nos dan fuerza en nuestro día a día.  Algunos de los cambios más notorios que nos provocan en la salud las emociones positivas podrían ser: Reducción del Estrés Las emociones positivas actúan como poderosos reguladores del estrés. Experimentar sentimientos de felicidad y gratitud puede contrarrestar los efectos nocivos del estrés crónico. La reducción del estrés tiene un impacto directo en la salud cardiovascular, ya que disminuye la presión arterial y la frecuencia cardíaca, promoviendo un sistema cardiovascular más saludable. Mejora de la Función Cardiovascular La conexión entre las emociones positivas y la salud cardiovascular es evidente. La felicidad y la satisfacción se han asociado con una menor incidencia de enfermedades cardíacas.  Esto te puede interesar > Pensamiento Negativo Continuo: Impacto en la Salud Mental, Estrategias para Combatirlo y la Influencia del Sistema de Activación Reticular Además, estas emociones positivas pueden influir en la regulación del ritmo cardíaco y mejorar la función de los vasos sanguíneos, promoviendo así una mejor circulación. Fortalecimiento del Sistema Inmunológico La psiconeuroinmunología ha revelado cómo las emociones positivas fortalecen el sistema inmunológico. La producción de células inmunológicas, como los linfocitos, puede aumentar en respuesta a experiencias positivas. La gratitud, en particular, se ha asociado con una menor susceptibilidad a infecciones y una respuesta inmunológica más robusta. Reducción de la Inflamación Las emociones positivas también se vinculan con la reducción de la inflamación en el cuerpo. La inflamación crónica está relacionada con numerosas enfermedades, como enfermedades cardíacas y diabetes. Experimentar emociones positivas, como la satisfacción, puede modular las respuestas inflamatorias, contribuyendo así a la salud a largo plazo. Fomento de Comportamientos Saludables Las personas que experimentan emociones positivas tienden a adoptar comportamientos más saludables. La felicidad y la satisfacción están asociadas con elecciones de estilo de vida positivas, como una dieta equilibrada, ejercicio regular y patrones de sueño adecuados. Estos hábitos saludables, a su vez, contribuyen a la salud física general. Longevidad y Recuperación La presencia constante de emociones positivas se ha relacionado con una mayor longevidad. Además, las personas que experimentan regularmente emociones positivas tienden a recuperarse más rápidamente de enfermedades y cirugías. La actitud positiva y la satisfacción con la vida están asociadas con una mejor capacidad de recuperación y adaptación frente a desafíos de salud. Conclusión Desde Método SOMA esperamos haber sido

Leer más »

Técnicas para Sentirte Digno: Claves para Fortalecer tu Bienestar Emocional

En un mundo marcado por desafíos constantes y experiencias complejas, la importancia de sentirse digno, a la altura de las circunstancias que nos rodean, emerge como un pilar fundamental para la salud emocional y el bienestar personal.  En este artículo desgranamos la influencia que tiene el sentido de dignidad en nuestra percepción de la vida, nuestras relaciones interpersonales y el camino hacia una realización más profunda. Esto te puede interesar > La importancia de la autogestión emocional Cómo Sentirnos Dignos nos Afecta en Nuestras Vidas La dignidad como cimiento emocional Reconocer y aceptar nuestra propia valía es esencial para construir una base emocional sólida y hacernos respetar. Sentirse digno implica no solo una autoevaluación positiva que influye directamente en la manera en que enfrentamos los desafíos y celebramos los éxitos, si no que también implica un autoconocimiento, saber hasta dónde podemos llegar y que hemos hecho para llegar hasta donde hemos llegado y como hemos conseguido lo que hemos conseguido. Esta autopercepción saludable actúa como un cimiento emocional que sustenta la resiliencia y la capacidad de adaptación. Si conseguimos ser conscientes y justos con nuestra realidad, conseguiremos dar valía a nuestra situación. Impacto en las relaciones interpersonales La autoestima y la sensación de dignidad impactan no solo la relación con uno mismo, sino también las interacciones con los demás. Al sentirse digno, uno tiende a establecer límites saludables, comunicarse de manera más efectiva y cultivar relaciones basadas en el respeto mutuo. Mientras que, si nos sentimos de menos, solo conseguiremos que la gente se crea en valía de “pisotear” nuestra situación y nuestros logros. Esto te puede interesar > Equilibrio Emprendedor: Trabajo y Vida Personal en Armonía La dignidad contribuye fuertemente a la construcción de conexiones auténticas y nutritivas, de ahí su importancia para llevar una vida plena y satisfactoria. La dignidad como motor de logros profesionales Además de ser una herramienta extremadamente útil en nuestra vida personal, también lo es a nivel profesional. Cuando nos sentimos dignos de nuestra realidad y nuestros logros nos sentimos más motivados y tenemos más confianza en nosotros mismos. Ambos aspectos son esenciales si lo que queremos es llevar una proyección laboral plena y satisfactoria. Al fin y al cabo, si no sentimos que algo lo hemos conseguido por nuestros propios méritos, eso es debido a que no nos sentimos dignos de nuestra situación. Solemos pensar que “debe haber sido golpe de suerte”, que “no fue mérito nuestro” o frases similares porque es más fácil acudir a esos pensamientos que al de verdad dañino que es que no nos sentimos suficientes. Muchas veces este tipo de pensamientos los arrastramos durante toda nuestra vida, convirtiéndolos en programas de nuestro cerebro que se ejecutan por acción predeterminada. Sin embargo, estos programas, como en cualquier aparato electrónico, se pueden desinstalar y cambiar por otros, solo tienes que conocer las herramientas que te puedan permitir lograrlos. Cómo cultivar el sentido de dignidad Cultivar la capacidad de sentirse digno desde un punto de vista emocional implica prácticas y enfoques que fortalezcan la autoestima y fomenten una percepción positiva de uno mismo. A continuación, te dejo algunas de las estrategias consideramos desde Método SOMA para conseguir erradicar el programa causante de este mal comportamiento que se repite: Autoconocimiento Aceptación personal Esto te puede interesar > Amor Propio: El Pilar Fundamental de Tu Bienestar Cuida de ti mismo Práctica de la gratitud Desarrollo personal Afrontamiento efectivo Conexión contigo mismo Esto te puede interesar > Reeduca tu cerebro, dándote un pequeño premio por cada logro, cada paso, cada miedo superado Conexiones positivas con los otros Celebra tus logros Busca ayuda En el Método SOMA somos expertos en la reprogramación mental. Si lo que estás buscando es quitar todos aquellos programas que te predestinan a situaciones que no te hacen bien, te animamos a conocer esta revolucionaria técnica de alta eficacia. Desde Método SOMA esperamos que este texto te haya ayudado a entender que reconocer y abrazar la propia dignidad es esencial para forjar una vida emocionalmente plena y satisfactoria. La autoevaluación positiva no solo afecta nuestra relación con nosotros mismos, sino que también influye en la calidad de nuestras conexiones interpersonales y en nuestra capacidad para enfrentar los desafíos con determinación y resistencia en nuestro trabajo.  Cultivar un sentido de dignidad se presenta como una senda valiosa hacia una vida más enriquecedora y auténtica.  Esto te puede interesar > Cómo Convertir los Obstáculos en Oportunidades: Resiliencia para Emprendedores Y solo tú puedes tomar la decisión de tomar cartas en el asunto, nosotros solo podemos ofrecerte la compañía en este viaje.

Leer más »

Cómo impactan las Nuevas Tecnologías en las Emociones y las Relaciones Interpersonales

La era digital y las nuevas tecnologías han tejido un complejo tapiz emocional en el ámbito de las relaciones interpersonales. Estamos experimentando cambios tan rápidos que, sociológicamente y psicológicamente, no tenemos tiempo de adaptarnos y definir nosotros mismos las reglas del juego, por lo que estas están siendo impuestas desde el exterior.  En este artículo explicaremos cómo estas innovaciones impactan tanto a la juventud contemporánea, inmersa en la vorágine de la conectividad digital, y como a las generaciones más experimentadas, que han presenciado la evolución de las interacciones humanas a lo largo del tiempo y que hoy en día se ven forzadas a adaptarse o a aislarse. Esto te puede interesar > Cómo Navegar en los Cambios de la Vida con Resiliencia y Adaptabilidad Juventud Hiperconectada y Sin Límites Para la juventud de hoy en día, las nuevas tecnologías son el eje central de su día a día. Hablamos de generaciones que desde los 4 años están “trasteando” con los teléfonos, tabletas o consolas de sus padres y que han crecido rodeados de estas herramientas.  Estas tecnologías son el nexo que une sus mundos. La conectividad instantánea a través de redes sociales y aplicaciones de mensajería ofrece un catálogo infinito de posibilidades de interacción prácticamente instantánea. Hoy en día, la población más joven pasa más de 7 horas al día conectado a la pantalla y carecen de recursos fuera de la tecnología para disfrutar de tiempo de calidad. Esto ha amplificado las oportunidades de establecer conexiones sin barreras de distancia y les ha permitido acceder a perspectivas diversas sobre la comunicación. Además, esto ha hecho que las nuevas generaciones crezcan reinando en el mundo digital, el cual hoy en día es el principal recurso buscado por las organizaciones. La tecnología y su influencia  Sin embargo, las tecnologías también han hecho que la población más joven valore cada vez menos la comunicación “humana” y que no sea consciente de sus movimientos en la red. ¿Si nosotros aceptamos sin mirar las cookies y regalamos nuestros datos como esperamos que no lo hagan nuestros hijos?  Esto te puede interesar > Cómo la Falta de Formación se Convierte en Freno para el Desarrollo Profesional Desafíos en la Autenticidad La virtualidad a menudo desafía la autenticidad de las interacciones. Aunque la tecnología ha expandido el alcance de las relaciones, también ha propiciado relaciones superficiales que se desvanecen con la misma rapidez con la que se crean.  Hoy en día, es evidente el peso emocional que tienen las redes sociales sobre los más jóvenes. Enfermedades como la depresión o ansiedad cada vez son más frecuentes entre sus usuarios debido a la comparación constante y la valoración del contenido publicado a través de los likes o los comentarios. La falta de conexión real afectiva hace que, al faltar las emociones positivas e inspiradoras asociadas al éxito o los logros de los otros, solo nos mueven las emociones negativas.  De ahí que las redes sociales, y la hiperconectividad, despierten en las personas los instintos más bajos, representados por los siete ”pecados capitales”: soberbia, la avaricia, la envidia, la ira, la lujuria, la gula y la pereza.  Claramente la falta de regulación y de autorregulación es terreno abonado para que los límites se diluyan y se permitan comportamientos y situaciones sin atisbo de moralidad. El hecho de la sobreexposición digital plantea enormes interrogantes sobre la calidad de las conexiones emocionales en un escenario donde lo privado se vuelve público y la línea entre la realidad y la representación se difumina.  Esto te puede interesar > De la Duda a la Seguridad: Cultivando una Mente Positiva para el Éxito Este último hecho está cogiendo cada vez más relevancia gracias al auge de las inteligencias artificiales, capaces de crear personas y comunicaciones que hoy en día son difíciles de identificar si son reales o están hechas a través de IA. Esto añade aún más confusión emocional y moral en nuestras sociedades avanzadas. Un Gran Desafío Para los Más Mayores Al igual que hemos visto que las tecnologías son el día a día de las generaciones más jóvenes, estas representan un desafío mayúsculo para la gente más mayor, marcando una brecha generacional que a menudo se traduce en obstáculos tanto prácticos como emocionales.  Adaptarse a la era digital implica sortear una serie de barreras que pueden afectar la calidad de vida y la participación plena en la sociedad. En primer lugar, la velocidad con la que las tecnologías evolucionan puede ser abrumadora para quienes no han crecido con ellas. La introducción constante de nuevos dispositivos, aplicaciones y términos tecnológicos puede generar confusión y frustración entre la gente mayor, que se siente desafiada para mantenerse al día.  Según Eurostat en 2020, alrededor del 38% de los ciudadanos de la Unión Europea de 65 a 74 años nunca habían utilizado Internet, lo que indica una brecha digital significativa. Esto te puede interesar > De la Familia al Éxito Laboral: La Clave de Gestionar Emociones para un Camino Profesional Resiliente Adaptación al mundo tecnológico La falta de familiaridad con interfaces digitales y la navegación en línea puede convertirse en un obstáculo práctico y laboral. Tareas cotidianas, como realizar transacciones bancarias, acceder a servicios de salud en línea o comunicarse con familiares a través de plataformas digitales, pueden resultar difíciles de manejar, dejando a algunos en una posición de desventaja en la era de la información. Hoy en día, o sabes adaptarte, o estás abocado a la renuncia de muchos servicios. Sin embargo, el impacto negativo de las nuevas tecnologías en los mayores no solo ha sido a nivel funcional. A nivel emocional encontramos la llamada brecha de la sociedad digital.  Mientras que las nuevas tecnologías conectan a las personas en todo el mundo, también pueden aislar a aquellos que no están familiarizados con ellas. La exclusión de eventos sociales en línea, la participación limitada en conversaciones digitales y la dificultad para conectarse con familiares y amigos que dependen principalmente de herramientas digitales pueden contribuir a la sensación de aislamiento. Un estudio realizado por Age

Leer más »

FAQ

Preguntas
Frecuentes

01

¿Qué es la gestión emocional?

Las emociones pueden construir y destruir. Pueden unir y separar. Pueden ayudarnos o ser nuestros peores enemigos. Pueden dominarnos o pueden ser manejadas por nosotros para nuestros intereses.

La gestión emocional permite identificar y hacer un uso adecuado de las emociones, con la polaridad y la intensidad que requiere cada situación, para conseguir el objetivo deseado.

No se trata de negarlas, controlarlas o dejarse controlar por ellas. Tenemos que saber identificarlas, ponerles el nombre adecuado, y ser capaces de calibrar qué emoción desbloquea una situación y la repara.

Si intentamos controlarlas, distorsionarlas o estar por encima de ellas, las emociones pierden su función de indicadores bioquímicos de la realidad ante la que tenemos que actuar, de forma rápida e intuitiva.

Es cierto que hay momentos en los que las emociones aparecen como reacción automática, en una situación similar a otra del pasado, y no nos dan la opción de elegir. Es en esos casos en los que hay una programación limitante asociada a una emoción, y la única forma de salir del automatismo es mediante la reprogramación mental, o la reeducación conductual. Desde el Método SOMA®, optamos por la primera opción, por ser la más rápida y definitiva.

02

¿Qué ocurre si tienes emociones sin gestionar?

Siempre que tengamos emociones sin gestionar, estas van a bloquear nuestros procesos físicos, nuestras relaciones, y nuestra vida. Las emociones atrapadas son energía que no se mueve, y que no permite el movimiento, generando daños de más o menos gravedad, en función del tiempo que lleven atrapadas y de la intensidad de las mismas.

Las emociones más limitantes son el miedo, la tristeza y la ira. Las dos primeras nos paralizan a la acción, nos llevan a reacciones pasivas o aún peor, a bloqueos que no nos permiten enfrentarnos a personas, situaciones o pensamientos. La ira descontrolada destruye toda posibilidad de conexión y reparación en situaciones de conflicto.

03

¿Qué comportamientos tienes cuando tienes emociones atrapadas o reprimidas?

1. Evitas hablar de emociones, y solo consideras que es real lo que piensas, en un ejercicio titánico de control emocional. La otra posibilidad de este mecanismo es el absoluto descontrol emocional, porque te desbordas cuando menos lo esperas, ya que cuando no puedes más, los diques de contención emocional se rompen.

2. Juzgas y te juzgas todo el tiempo, ya que estás programado para creer que las emociones son malas. De este modo no permites que la emoción se exprese, y el subconsciente la bloquea y la disimula.

3. Te dices a ti mismo que todo es perfecto y que siempre estás bien y feliz, en un ejercicio temerario de positivismo irreal, que te desconecta de los sentimientos y emociones del momento. Esto ocurre a veces cuando nos empeñamos en tener pensamientos positivos y no escuchamos la reacción negativa de nuestro cuerpo al respecto.

4. Consideras que tus emociones predominantes en ciertos momentos vitales definen la persona que eres. Si, por ejemplo, a los 15 años sufriste un desengaño amoroso, has tomado como rasgo de tu personalidad el sentimiento de soledad y abandono, que simplemente quedó atrapado entonces, pero sigue activo y definiendo tu experiencia actual de tu realidad.

CONTACTO

¡Queremos saber de ti!

Si tienes alguna consulta o duda, estaremos encantados de responder a tus preguntas. Puedes escribirnos a través del formulario que tienes a continuación o directamente a info@metodosoma.com

Siempre leemos y respondemos cada uno de los correos que llegan a nuestra bandeja de entrada. Te responderemos en un plazo de 48 horas laborales, ¡prometido!

Estamos deseando conocerte. ¿Hablamos?