e: info@metodosoma.com

Recursos

Deshaciendo el bucle de la postergación

La procrastinación puede convertirse en una barrera insidiosa que obstaculiza nuestro crecimiento y el avance de nuestra carrera profesional. 

La postergación, o el hábito de posponer tareas y decisiones importantes, no solo afecta la productividad, sino que también impacta directamente en la calidad y el progreso de una carrera profesional. 

Esto te puede interesar > Desafiando la Rutina: La Clave para el Éxito Empresarial

En este texto explicaremos la importancia de dejar de postergar para alcanzar el éxito laboral, destacando cómo superar este hábito puede abrir puertas a oportunidades significativas y fomentar un desarrollo profesional más sólido y satisfactorio.

Efectos de la Procrastinación en la Carrera Profesional

La procrastinación puede manifestarse de diversas maneras en el entorno laboral, desde la dilación en la entrega de informes hasta la renuencia a asumir nuevas responsabilidades.

 Este comportamiento, aunque a menudo pasa desapercibido inicialmente, puede acumularse y tener consecuencias significativas. La falta de acción inmediata puede resultar en oportunidades perdidas, proyectos sin concluir y, en última instancia, en un estancamiento profesional.


Además, la procrastinación puede erosionar la confianza que los colegas y superiores depositan en un profesional. 

La incapacidad para cumplir con plazos establecidos o para abordar tareas importantes puede minar la percepción de competencia y compromiso, afectando las relaciones laborales y las perspectivas de avance.

Conexión entre Procrastinación y Desarrollo Profesional


Dejar de postergar implica reconocer la importancia de la gestión del tiempo y la priorización en el contexto laboral. Aquellos que pueden superar la tendencia a procrastinar están mejor equipados para enfrentar desafíos de manera proactiva, asumir nuevas responsabilidades y destacar en entornos profesionales dinámicos.

Esto te puede interesar > El miedo al cambio: ¿Cómo superarlo y aprovechar nuevas oportunidades?

La gestión efectiva del tiempo se traduce en una mayor productividad y eficiencia. La capacidad de completar tareas de manera oportuna demuestra compromiso y confiabilidad, cualidades altamente valoradas en cualquier entorno laboral. 

Asimismo, aquellos que dejan de postergar tienen más tiempo para dedicarse al desarrollo profesional, ya sea a través de la adquisición de nuevas habilidades, la participación en proyectos innovadores o la búsqueda de oportunidades de crecimiento dentro de la organización.

Impacto en la Toma de Decisiones Profesionales


La procrastinación también puede infiltrarse en la toma de decisiones profesionales, desde la postergación de elecciones cruciales en la carrera hasta la dilación en la planificación a largo plazo. 

Tomar decisiones informadas y asertivas es esencial para el progreso en cualquier carrera, y la postergación en este ámbito puede resultar en la pérdida de oportunidades valiosas.

Dejar de postergar en la toma de decisiones implica asumir un enfoque proactivo y reflexivo. Aquellos que pueden superar la indecisión y actuar con determinación están mejor posicionados para aprovechar oportunidades estratégicas y trazar un rumbo claro hacia sus metas profesionales.

Desarrollo de Habilidades de Autogestión

Dejar de postergar no sólo implica cambiar hábitos inmediatos, sino también desarrollar habilidades de autogestión a largo plazo. La capacidad de establecer metas claras, crear un plan de acción y mantener la disciplina para seguir ese plan es fundamental para el desarrollo profesional continuo.

Esto te puede interesar > La importancia de la autogestión emocional

La autogestión también involucra la capacidad de manejar el estrés y la presión laboral de manera efectiva. Aquellos que pueden enfrentar desafíos sin sucumbir a la procrastinación son más propensos a mantener la calma en situaciones difíciles y encontrar soluciones eficientes.

Cultivo de una Mentalidad de Crecimiento


Superar la procrastinación va de la mano con el cultivo de una mentalidad de crecimiento. Aquellos que adoptan una actitud de aprendizaje continuo y ven los desafíos como oportunidades para crecer están menos inclinados a postergar, ya que valoran el progreso y la mejora constante.

La mentalidad de crecimiento fomenta la adaptabilidad y la resiliencia, características esenciales en entornos laborales que evolucionan rápidamente. Dejar de postergar se convierte en un componente clave de esta mentalidad, ya que impulsa a los profesionales a enfrentar desafíos de manera proactiva en lugar de evitarlos.

Conclusión

Desde Método SOMA creemos que, en la búsqueda del éxito en la carrera profesional, dejar de postergar emerge como un imperativo crucial. 

La procrastinación no solo obstaculiza la productividad inmediata, sino que también socava el potencial de desarrollo a largo plazo. Aquellos que reconocen la importancia de la gestión del tiempo, la toma de decisiones proactiva y el cultivo de habilidades de autogestión están mejor equipados para avanzar en sus carreras y aprovechar al máximo las oportunidades que se les presentan.

Superar la procrastinación no es simplemente un cambio de hábito; es un cambio de mentalidad. Requiere un compromiso constante con el crecimiento personal y profesional, así como la disposición para enfrentar desafíos con determinación. 

Esto te puede interesar > Descubre el Método SOMA con Sara Romero y Ainhoa de Federico

Aquellos que logran dejar de postergar no solo experimentan una mejora en la eficiencia y la productividad, sino que también cultivan una base sólida de autoestima sana y real, para un desarrollo profesional satisfactorio y sostenible. 

En última instancia, el abandono de la procrastinación no solo impulsa carreras individuales, sino que también contribuye a entornos laborales más dinámicos y exitosos.

Información relacionada

Superando los Obstáculos que te Impiden Avanzar en la Vida

En nuestra travesía por la vida, es inevitable encontrarnos con una serie de desafíos y obstáculos que parecen dificultar nuestro progreso.  Estos problemas pueden surgir en diferentes áreas de nuestra vida, como la personal, profesional o emocional, y a menudo nos impiden avanzar hacia nuestros objetivos.  Esto te puede interesar > Desbloqueando los Aspectos Energéticos: Cómo Superar los Obstáculos y Encontrar la Armonía Sin embargo, es importante recordar que estos obstáculos son parte del camino y que superarlos nos hace más fuertes y resilientes.  El miedo al fracaso El miedo al fracaso es uno de los problemas más comunes que nos impide avanzar. El miedo a cometer errores y a no cumplir con nuestras expectativas puede paralizarnos y limitar nuestro crecimiento personal y profesional.  Para superar este obstáculo, es esencial cambiar nuestra percepción del fracaso. En lugar de verlo como algo negativo, debemos considerarlo como una oportunidad de aprendizaje y crecimiento.  Aprender de nuestros errores nos ayuda a mejorar y a tomar mejores decisiones en el futuro. Falta de confianza en uno mismo La falta de confianza en uno mismo puede ser un gran obstáculo para avanzar en la vida. Cuando no confiamos en nuestras habilidades y capacidades, nos limitamos y perdemos oportunidades.  Para superar este problema, es fundamental trabajar en nuestra autoestima y cultivar una actitud positiva hacia nosotros mismos.  Esto te puede interesar > Las claves para desprogramar la mente de las emociones que te limitan Reconocer nuestros logros y habilidades, rodearnos de personas positivas y desafiar gradualmente nuestras limitaciones nos ayudará a construir confianza en nosotros mismos. Falta de claridad en los objetivos Si no tenemos claridad en nuestros objetivos, nos resultará difícil avanzar en la dirección correcta. La falta de un propósito claro puede llevarnos a la indecisión y a perder el enfoque.  Para superar este obstáculo, es importante tomarse el tiempo para reflexionar sobre lo que realmente queremos en la vida.  Establecer metas específicas y realistas nos permitirá trazar un plan de acción y nos mantendrá motivados para avanzar hacia nuestros sueños. Resistencia al cambio El miedo y la resistencia al cambio son obstáculos comunes que nos impiden avanzar en la vida. A menudo nos aferramos a la comodidad y a lo familiar, incluso si sabemos que no nos está llevando hacia donde queremos estar.  Superar este problema requiere de valentía y disposición para salir de nuestra zona de confort.  Esto te puede interesar > Cómo identificar y superar los obstáculos que nos debilitan en la búsqueda de la abundancia Aceptar el cambio como una oportunidad para crecer y adaptarse nos permitirá abrir nuevas puertas y experimentar un crecimiento personal significativo. Falta de organización y habilidades de gestión del tiempo La falta de organización y habilidades de gestión del tiempo puede obstaculizar nuestro progreso y generar estrés y frustración. Sin una planificación adecuada, es fácil perder el rumbo y sentirse abrumado.  Para superar este obstáculo, es importante desarrollar habilidades de organización y gestión del tiempo.  Establecer prioridades, crear una rutina y delegar tareas cuando sea necesario nos ayudará a mantenernos enfocados y productivos. A lo largo de nuestra vida, enfrentamos una variedad de problemas que nos impiden avanzar. Sin embargo, es importante recordar que estos obstáculos no son insuperables. Mediante el desarrollo de habilidades y actitudes positivas, podemos superar los problemas que nos detienen y avanzar hacia nuestros objetivos. Esto te puede interesar > Desbloquea tu potencial mental con el Método SOMA: Mente consciente, subconsciente y supraconsciente Así que, ¡no permitas que los problemas te detengan! Acepta los desafíos, aprende de ellos y continúa avanzando en tu viaje hacia el éxito y la felicidad. Recuerda que eres capaz de superar cualquier obstáculo que se interponga en tu camino. ¡Adelante!

Leer más »

Autoboicot: Qué es, cómo reconocerlo y qué podemos hacer para remediarlo

¿Alguna vez has sentido que tú mismo te estás poniendo obstáculos en tu camino hacia el éxito? Si es así, probablemente estés experimentando autoboicot. Es decir, te estás limitando a ti mismo e impidiendo que puedas avanzar por miedo al fracaso o por alguna otra razón oculta. Esto te puede interesar > Elige ser el responsable de tu bienestar Todo esto nos hace sentir mal con nosotros mismos, mina nuestra autoestima, y genera un gran conflicto interno: nos “torturamos” enfadándonos con esa parte de nosotros mismos que nos boicotea y con nosotros por ser “débiles” o no poder hacer lo que realmente queremos o sabemos que es lo mejor.  El autoboicot genera un gran sufrimiento. ¿En qué consiste el autoboicot y cómo afecta a tus distintas áreas de vida? El autoboicot es un programa antagónico que nos impide avanzar en nuestras metas y objetivos, llegando a sabotear tu vida amorosa, laboral, incluso tu desarrollo personal.  Nos ponemos obstáculos imaginarios y creemos que no somos capaces de lograr lo que queremos. Es importante identificar estos pensamientos autoboicoteadores y reemplazarlos por pensamientos positivos y motivadores.  Seguro que has detectado estas programaciones en tu vida o en la de alguien cercano. O tal vez, has arruinado una relación sin saber muy bien por qué o posiblemente has echado a perder un gran trabajo o una magnífica oportunidad en el último minuto.  Esto te va a interesar > Desprograma tus limitaciones: 5 falsos mitos en los que sueles confiar Siempre que nos autoboicoteamos, no estamos tomando decisiones libres, sino decisiones destructivas determinadas por nuestra programación. Este programa siempre nos indica que escojamos la decisión que menos nos conviene.  ¿Cómo identificar a nuestro autosaboteador interno? Normalmente podemos identificar a la parte de nosotros que nos sabotea por cómo “nos habla” en nuestro diálogo interno. Suele ser derrotista o con pensamientos muy negativos, o ser un perezoso/a que procrastina y pone excusas para no hacer algo: “Nunca soy lo suficientemente bueno para hacer esto bien. No debería ni intentarlo.” “Siempre termino fallando en todo lo que hago. ¿Por qué seguir intentándolo?” “Debería haber hecho esto mejor. Siempre termino metiendo la pata.” “Nunca tendré éxito. No hay razón para seguir intentándolo.” “Soy un fracaso total. ¿Por qué molestarse en intentar alguna vez algo de nuevo?” “Siempre digo o hago las cosas equivocadas. Nunca podré cambiar eso.” “No tengo la capacidad para hacerlo bien. Debería renunciar antes de que los demás descubran que soy un fraude.” “Nunca podré mejorar en esto. Es mejor dejarlo y concentrarse en algo más.” “Soy demasiado tímido o torpe para tener éxito en esto. No puedo hacer nada al respecto.” “No tengo suficiente talento o habilidad para lograr esto. Es mejor no intentarlo en absoluto.” “Me propongo bajar de peso pero acabo dándome atracones o comiendo de manera poco saludable”. “Deseo aprobar unas oposiciones pero procrastino y me distraigo en lugar de estudiar.” “Quiero cambiar de trabajo pero no voy a las entrevistas cuando me llaman.” “Deseo iniciar una relación de pareja con alguien que me gusta, pero acabo alejándome de esa persona.” ¿Qué situaciones promueven el autoboicot? Las situaciones que pueden promover el autoboicot son variadas y muchas veces pueden ser difíciles de identificar. Por ejemplo, el tener una mentalidad negativa es una de las causas más comunes.  Esto te va a interesar > La información nos la da tu subconsciente  Si constantemente pensamos en fracasar, terminaremos actuando como tal, sin importar si en realidad teníamos los elementos necesarios para triunfar. Asimismo, las experiencias pasadas también pueden motivar el autoboicot. Si en algún momento de nuestra vida vivimos una situación en la que fallamos o no alcanzamos nuestras metas, podemos guardar ese recuerdo de manera profunda, lo que hace que cada vez que queremos hacer algo nuevo, el peligro de no lograrlo tampoco esta vez se siente abrumador. ¿Cómo podemos dejar de autosabotearnos?  En lugar de autoboicotear tus objetivos, puedes tomar medidas para superar este hábito negativo. Aquí tienes algunas soluciones para ello: – Identifica tus miedos y creencias limitantes y comienza a trabajar con ellos. – Rodéate de personas positivas y motivadoras que te apoyen y te ayuden a alcanzar tus objetivos. – Toma acciones diarias para lograr tus metas y celebra cada pequeño paso que des hacia el éxito. – No te rindas ante el primer fracaso, en cambio, utiliza cada experiencia como una oportunidad de aprendizaje. – Aprende a aceptar el hecho de que un error es una parte natural del proceso de aprendizaje y no algo que deba evitarse a toda costa. Esto te va a interesar > Ley de la causa y efecto ¿Qué puedes hacer para eliminar el programa de Autoboicot de tu mente? Primero debemos ser conscientes de que tenemos este problema. Esto significa que debemos dedicar tiempo a reflexionar y examinar nuestros pensamientos y acciones para poder identificar este comportamiento en nosotros. En segundo lugar, necesitamos cambiar nuestra forma de pensar y mejorar nuestra autoestima. Debemos aprender a creer en nosotros mismos, a confiar en nuestras habilidades y a visualizarnos como personas exitosas. Esto te va a interesar > ¿Cómo influyen las emociones en nuestra vida? Finalmente, romper el hábito de autoboicotearse no es fácil. El primer paso es reconocer que estás restringiendo tu propio potencial y luego trabajar en superar estos obstáculos. Si sigues adelante y te mantienes enfocado en tus objetivos, sin duda podrás alcanzar el éxito que te mereces. Desde el Método SOMA podemos eliminar este programa de manera rápida y eficaz.  No permitas que tus propias limitaciones mentales te impidan alcanzar el éxito. Aprende a ser tu propio motivador y creer en ti mismo. ¡Tú puedes lograr todo lo que te propongas y nosotros te ayudamos! https://www.instagram.com/p/CkYIl0_MjfW/

Leer más »

“Rompiendo Barreras de Autocrítica y Desarrollando Autoestima”

En el fascinante viaje de la vida, nos encontramos con uno de los desafíos más intrincados: la batalla interna contra la autocrítica y la búsqueda constante de una autoestima sólida.  En un mundo donde las expectativas a menudo sobrepasan la realidad y la comparación con otros se convierte en moneda corriente, la tarea de cultivar la confianza personal se vuelve esencial. Bajo el título “Cultivando la Confianza: Rompiendo Barreras de Autocrítica y Desarrollando Autoestima”, exploraremos las raíces de la autocrítica, los efectos en la autoimagen y estrategias para construir una base sólida de confianza en uno mismo. Esto te puede interesar > Rompiendo Cadenas: Liberándonos de la Búsqueda Perpetua de Aprobación La trampa de la comparación La autocrítica, aunque puede surgir desde diferentes fuentes, a menudo encuentra su origen en estándares irrealmente altos que nos imponemos. La comparación constante con los demás, la presión social y la búsqueda perpetua de la perfección pueden convertirse en combustibles para la autocrítica. Este diálogo interno negativo no solo socava la autoestima, sino que también crea un círculo vicioso que puede ser difícil de romper. Las redes sociales han elevado esa tendencia a un problema de importancia capital. El hecho de pasar tiempo sumergidos en nuestras pantallas, viendo vidas ideales e imposibles de alcanzar, mientras nuestro cerebro genera dopamina por el simple hecho de ver cosas con colores pasar de forma rápida, hace que vinculemos nuestro ideal de nosotros mismos y nuestra felicidad con modelos imposibles. Desde el Método SOMA hemos constatado en numerosas ocasiones que también los “famosos” son víctimas de este problema, ya que sufren frecuentemente de una grave ausencia de autoestima, insatisfacción profunda consigo mismos, e incluso depresión y  ansiedad agudas. Esto hace evidente el hecho de que lo exterior, los resultados aparentes, no mejoran en absoluto nuestra autopercepción. Lo único que ocurre, es que conforme vamos mejorando de nivel, en el área que sea, nos comparamos con otros siempre en un nivel superior, perpetuando el círculo vicioso de la insatisfacción. Esto te puede interesar > Desbloqueando los Aspectos Energéticos: Cómo Superar los Obstáculos y Encontrar la Armonía Por lo tanto, perseguir un ideal imposible, nunca va a mejorar nuestra autoestima. Esa es la mentira que nos han contado. El origen de la baja autoestima nunca está en el exterior. Ir al origen de la autocrítica, para sanarla Para superar la autocrítica, es esencial desentrañar sus raíces, ancladas en lo más profundo de nuestro subconsciente, y deshacernos de ellas. En ese trabajo, el Método SOMA ha demostrado ser rápido y altamente eficaz, borrando esas creencias limitantes y erróneas sobre ti mismo. Una vez los automatismos negativos de la autocrítica se han eliminado del subconsciente, es posible entender que la imperfección es una parte natural de la experiencia humana. Aceptar que el error y el fracaso son oportunidades para aprender y crecer es el primer paso hacia una autocrítica más saludable.  A menudo sabemos que hemos eliminado la autocrítica, porque somos capaces de tratar los aspectos de nosotros mismos que no nos encantan, y en los que todavía estamos trabajando, con humor. Reírnos de nosotros mismos es un indicador de que hemos salido del drama y de la angustia de la autocrítica. Además, como el subconsciente no distingue lo propio de lo ajeno, autocrítica y crítica van de la mano, por lo que si sanamos una, la otra automáticamente mejora.  Esto te puede interesar > Rompiendo Cadenas: Liberándonos de la Búsqueda Perpetua de Aprobación Es un trabajo que, sin duda, vale la pena, porque dejaremos de castigarnos duramente a nosotros mismos por cada error, y también nos convertiremos en personas más tolerantes con las que convivir. Decide tu lo que dice tu voz interior Además, cultivar la conciencia plena y la autorreflexión positiva puede ayudar a cambiar la narrativa interna, reemplazando los pensamientos destructivos por afirmaciones constructivas. Si te resulta difícil o incluso imposible repetirte mentalmente afirmaciones positivas, sin sentirte un fraude, o que estás perdiendo el tiempo, es porque tienes programas subconscientes antagónicos, con creencias negativas contrarias a eso que intentas repetirte. Cuando estoy en consulta con alguien, que ni siquiera es capaz de reconocer la enorme carga negativa de creencias que tiene hacia sí mismo, le pido que repita en voz alta: “Yo soy valioso” o “Yo no tengo que esforzarme para que me quieran”, y casi siempre  le resulta imposible verbalizar esa afirmación. Incluso, en algunos casos, la persona estalla en llanto, porque hay mucho dolor en lo que realmente piensan de si mismos. Esto te puede interesar > Amor Propio: El Pilar Fundamental de Tu Bienestar En todos los casos, cuando están eliminados los programas limitantes asociados a la autocrítica  con el Método SOMA, son los propios pacientes los que nos relatan cómo ha cambiado su diálogo interior. Tratarse con respeto y reconocimiento Estamos de acuerdo en que poner la base de nuestra autoestima fuera de nosotros, siguiendo un diálogo interior perverso,  es el origen del  sufrimiento de la autocrítica. Por lo tanto, cultivar pensamientos amorosos hacia nosotros mismos, tratándonos con el máximo respeto, es el antídoto a tanto dolor. Cuanto más cultivemos nuestro “jardin interior”, más fuertes y resilientes nos hace, frente a las contínuas agresiones exteriores. No estamos hablando de repetir afirmaciones sin sentido, que no nos representan, o de cultivar un positivismo peligroso, mientras nuestra vida hace aguas por todas partes. Hablamos de respetarnos en nuestros procesos, nuestros aprendizajes y nuestro proceso de crecimiento, valorando los pasos que damos, el esfuerzo, la determinación y el amor con el que nos llevamos a nosotros mismos a la mejora contínua. El desarrollo de la autoestima implica reconocer y celebrar los logros, incluso los pequeños. A menudo, nos centramos en lo que aún no hemos logrado en lugar de valorar el progreso realizado. La práctica constante de la gratitud, y más importante aún, la autogratitud, contribuye a construir una base sólida de autoestima.  Esto te puede interesar > Crear nuevos hábitos: El proceso para afianzar el cambio. Incluso en aquellas cosas en las que el azar o

Leer más »