e: info@metodosoma.com

Recursos

«Rompiendo Barreras de Autocrítica y Desarrollando Autoestima»

En el fascinante viaje de la vida, nos encontramos con uno de los desafíos más intrincados: la batalla interna contra la autocrítica y la búsqueda constante de una autoestima sólida. 

En un mundo donde las expectativas a menudo sobrepasan la realidad y la comparación con otros se convierte en moneda corriente, la tarea de cultivar la confianza personal se vuelve esencial. Bajo el título «Cultivando la Confianza: Rompiendo Barreras de Autocrítica y Desarrollando Autoestima», exploraremos las raíces de la autocrítica, los efectos en la autoimagen y estrategias para construir una base sólida de confianza en uno mismo.

Esto te puede interesar > Rompiendo Cadenas: Liberándonos de la Búsqueda Perpetua de Aprobación

La trampa de la comparación

La autocrítica, aunque puede surgir desde diferentes fuentes, a menudo encuentra su origen en estándares irrealmente altos que nos imponemos. La comparación constante con los demás, la presión social y la búsqueda perpetua de la perfección pueden convertirse en combustibles para la autocrítica. Este diálogo interno negativo no solo socava la autoestima, sino que también crea un círculo vicioso que puede ser difícil de romper.

Las redes sociales han elevado esa tendencia a un problema de importancia capital. El hecho de pasar tiempo sumergidos en nuestras pantallas, viendo vidas ideales e imposibles de alcanzar, mientras nuestro cerebro genera dopamina por el simple hecho de ver cosas con colores pasar de forma rápida, hace que vinculemos nuestro ideal de nosotros mismos y nuestra felicidad con modelos imposibles.

Desde el Método SOMA hemos constatado en numerosas ocasiones que también los “famosos” son víctimas de este problema, ya que sufren frecuentemente de una grave ausencia de autoestima, insatisfacción profunda consigo mismos, e incluso depresión y  ansiedad agudas.

Esto hace evidente el hecho de que lo exterior, los resultados aparentes, no mejoran en absoluto nuestra autopercepción. Lo único que ocurre, es que conforme vamos mejorando de nivel, en el área que sea, nos comparamos con otros siempre en un nivel superior, perpetuando el círculo vicioso de la insatisfacción.

Esto te puede interesar > Desbloqueando los Aspectos Energéticos: Cómo Superar los Obstáculos y Encontrar la Armonía

Por lo tanto, perseguir un ideal imposible, nunca va a mejorar nuestra autoestima. Esa es la mentira que nos han contado. El origen de la baja autoestima nunca está en el exterior.

Ir al origen de la autocrítica, para sanarla

Para superar la autocrítica, es esencial desentrañar sus raíces, ancladas en lo más profundo de nuestro subconsciente, y deshacernos de ellas. En ese trabajo, el Método SOMA ha demostrado ser rápido y altamente eficaz, borrando esas creencias limitantes y erróneas sobre ti mismo.

Una vez los automatismos negativos de la autocrítica se han eliminado del subconsciente, es posible entender que la imperfección es una parte natural de la experiencia humana. Aceptar que el error y el fracaso son oportunidades para aprender y crecer es el primer paso hacia una autocrítica más saludable. 

A menudo sabemos que hemos eliminado la autocrítica, porque somos capaces de tratar los aspectos de nosotros mismos que no nos encantan, y en los que todavía estamos trabajando, con humor. Reírnos de nosotros mismos es un indicador de que hemos salido del drama y de la angustia de la autocrítica.

Además, como el subconsciente no distingue lo propio de lo ajeno, autocrítica y crítica van de la mano, por lo que si sanamos una, la otra automáticamente mejora. 

Esto te puede interesar > Rompiendo Cadenas: Liberándonos de la Búsqueda Perpetua de Aprobación

Es un trabajo que, sin duda, vale la pena, porque dejaremos de castigarnos duramente a nosotros mismos por cada error, y también nos convertiremos en personas más tolerantes con las que convivir.

Decide tu lo que dice tu voz interior

Además, cultivar la conciencia plena y la autorreflexión positiva puede ayudar a cambiar la narrativa interna, reemplazando los pensamientos destructivos por afirmaciones constructivas.

Si te resulta difícil o incluso imposible repetirte mentalmente afirmaciones positivas, sin sentirte un fraude, o que estás perdiendo el tiempo, es porque tienes programas subconscientes antagónicos, con creencias negativas contrarias a eso que intentas repetirte.

Cuando estoy en consulta con alguien, que ni siquiera es capaz de reconocer la enorme carga negativa de creencias que tiene hacia sí mismo, le pido que repita en voz alta: “Yo soy valioso” o “Yo no tengo que esforzarme para que me quieran”, y casi siempre  le resulta imposible verbalizar esa afirmación. Incluso, en algunos casos, la persona estalla en llanto, porque hay mucho dolor en lo que realmente piensan de si mismos.

Esto te puede interesar > Amor Propio: El Pilar Fundamental de Tu Bienestar

En todos los casos, cuando están eliminados los programas limitantes asociados a la autocrítica  con el Método SOMA, son los propios pacientes los que nos relatan cómo ha cambiado su diálogo interior.

Tratarse con respeto y reconocimiento

Estamos de acuerdo en que poner la base de nuestra autoestima fuera de nosotros, siguiendo un diálogo interior perverso,  es el origen del  sufrimiento de la autocrítica. Por lo tanto, cultivar pensamientos amorosos hacia nosotros mismos, tratándonos con el máximo respeto, es el antídoto a tanto dolor.

Cuanto más cultivemos nuestro “jardin interior”, más fuertes y resilientes nos hace, frente a las contínuas agresiones exteriores. No estamos hablando de repetir afirmaciones sin sentido, que no nos representan, o de cultivar un positivismo peligroso, mientras nuestra vida hace aguas por todas partes. Hablamos de respetarnos en nuestros procesos, nuestros aprendizajes y nuestro proceso de crecimiento, valorando los pasos que damos, el esfuerzo, la determinación y el amor con el que nos llevamos a nosotros mismos a la mejora contínua.

El desarrollo de la autoestima implica reconocer y celebrar los logros, incluso los pequeños. A menudo, nos centramos en lo que aún no hemos logrado en lugar de valorar el progreso realizado. La práctica constante de la gratitud, y más importante aún, la autogratitud, contribuye a construir una base sólida de autoestima. 

Esto te puede interesar > Crear nuevos hábitos: El proceso para afianzar el cambio.

Incluso en aquellas cosas en las que el azar o la suerte nos han favorecido, podemos agradecernos haber tenido la valentía de tomar la oportunidad.

Evita la toxicidad

Además, rodearse de personas que fomenten el crecimiento personal y la positividad puede tener un impacto significativo en la percepción de uno mismo. Personas que se hablan a sí mismas y a los demás con respeto, tolerancia y sensibilidad, que no juzgan, que no se quejan, y que saben disfrutar, son los mejores compañeros de viaje hacia la autorrealización.

Puesto que la comparación constante con los demás es otro obstáculo en la construcción de la confianza personal, si deseas salir del círculo de la autocrítica, asegúrate de rodearte de personas que entienden que cada persona tiene su propio viaje y desafíos, y medir el propio valor en función de los logros de los demás es injusto y perjudicial. 

Crea tu propia Mastermind de personas que, en lugar de compararse con los demás, entienden que es más productivo concentrarse en el propio crecimiento y desarrollo.

Conclusión

Desde Método SOMA somos plenamente conscientes de que el camino hacia la confianza personal y una autoestima saludable implica un compromiso constante consigo mismo. 

Reconocer las barreras de la autocrítica requiere un cambio de perspectiva. Reprogramar la mente eliminando la autocrítica, te llevará de manera natural al rechazo de estándares irreales y la aceptación sincera de ti mismo. 

Esto te puede interesar > La importancia de la coherencia: Creando una realidad alineada con nuestros deseos

Cultivar la confianza no es un destino final, sino un viaje continuo de autodescubrimiento y crecimiento, que dura toda la vida. Al abrazar la imperfección, con humor y con amor, practicar la gratitud -y autogratitud-  y rodearse de una red de apoyo positiva, podemos construir una base sólida que nos permita navegar por la vida con confianza y autoestima renovadas. 

En este viaje hacia el autodescubrimiento, recordaremos que la verdadera belleza radica en la autenticidad y la aceptación de quienes somos.

Información relacionada