Después de 14 años, más de 32.000 pacientes tratados y 20 ediciones de la formación, este año , Sara Romerodeja de ofrecer Consultas y pasa a concentrar su tiempo y energía en la divulgación y expansión internacional del Método SOMA.

Recursos

¿Cómo escapar de un trabajo que odio?

Un trabajo no es solo una cuestión económica, ya que además de proporcionar el sustento personal y familiar, para muchos es el centro de su vida, su mayor reto, su sustento social y emocional e incluso su fuente de estatus y prestigio social.

Incluso para algunos es el lugar del que se evaden de los fracasos del resto de su vida, convirtiendo el trabajo en su refugio o medio de evasión. De hecho, muy frecuentemente, personas que tienen enormes carencias emocionales en su área personal, encuentran en el trabajo un refugio de satisfacción temporal, donde hacer crecer su autoestima o su falsa sensación de poder, que en otras áreas de vida no tienen.

Esto te puede interesar > 7 errores a la hora de cambiar de profesión

Tanto si son motivos económicos, sociales o personales los que te atan a un trabajo, estos desequilibrios terminan por convertir el entorno laboral en una cárcel de la que no podemos salir, porque nuestras necesidades se nutren de ellos.

Medios para conseguir tu libertad profesional 

Odio mi trabajo, pero no puedo dejarlo: qué hacer

El primer paso para la libertad profesional pasa por encontrar otras fuentes para satisfacer esas necesidades que te atrapan: otras fuentes de ingresos adicionales, otras áreas de vida en las que sentirte aceptado, valorado y útil…etc. En definitiva, asegúrate de moverte a otro lugar desde una posición de no necesidad emocional y con la autoestima intacta, para evitar saltar de la sartén al fuego.

No hay que olvidar que las personas no estamos divididos en áreas aisladas y que por tanto, todo lo que ocurre en un aspecto de nuestra vida, antes o después terminará impactando en el resto. Cada vez que invertimos tiempo, energía y dedicación en generar una satisfacción y realización en cualquier área de nuestra vida, estamos generando un terreno favorable para que estas emociones se extiendan al resto de áreas.

Ejercicio práctico para cambiar las áreas de tu vida que no te gustan

Te propongo un ejercicio, que te tomará una hora de tu tiempo, con una taza de te o café, en un momento inspirado, que te permitirá trazar un mapa mental de tu situación actual y las rutas posibles hacia donde quieres ir.

Esto te puede interesar > ¿Cómo influyen las emociones en nuestra vida?

Puedes comenzar haciendo una valoración en el momento actual de las principales áreas de tu vida. Valóralas de 1 a 10, siendo 1 muy mal y 10 óptimo.

Trabajo

Salud

Social

Personal

Pareja – Familia 

Determina, de cada una de estas áreas, 3 cosas que desees mejorar.

A continuación, lista acciones que puedas realizar en cada una de estas áreas, que te ayuden a avanzar en la dirección que deseas.

Empieza por trabajar en el área en la que te resulte más fácil y rápido alcanzar equilibrios satisfactorios, y luego utiliza esa inercia para abordar las decisiones más complejas e intimidantes.

Una vez al mes, vuelve a valorar las áreas, de 1 a 10, y verás cómo acumulas la energía necesaria para los grandes cambios, mucho antes de lo que esperabas.

Si hay algún área en la que no obtengas ningún resultado cuando hagas este ejercicio, a pesar de tu acción dirigida, o si ni siquiera eres capaz de tomar acción en un área de tu vida, seguramente estarás frente a un bloqueo por creencias limitantes. 

Esto es para ti > Desprograma tus limitaciones: 5 falsos mitos en los que sueles confiar

En ese caso, puede ser interesante que desprogrames tus limitaciones antes de seguir invirtiendo energía en acciones estériles. 

Información relacionada