e: info@metodosoma.com

Recursos

La poderosa fuerza de la intención: El camino hacia el logro

Todo en la vida comienza con una intención. Desde el momento en que nace un deseo en lo más profundo de nuestro ser, estamos dando el primer paso hacia la creación de algo nuevo en nuestras vidas. 

Ya sea que nos guste, nos apetezca o simplemente lo necesitemos, la intención es el punto de partida para manifestar nuestros sueños y metas. 

Esto te puede interesar > Rompiendo Barreras: No te conformes en la vida

A continuación, explicaremos el poder de la intención y cómo podemos utilizarla para transformar nuestras vidas.

Elige la intención correcta

Cuando nos enfrentamos a la posibilidad de cambiar algo en nuestra vida, es fundamental elegir una intención clara y significativa. Es importante seleccionar aquello que nos llame la atención y nos toque profundamente. 

Puede ser cualquier cosa, desde mejorar nuestras habilidades, superar una adicción, cultivar relaciones más saludables o eliminar patrones negativos. 

Al identificar lo que realmente deseamos cambiar, estamos creando una base sólida para el éxito.

Compromiso y persistencia

Una vez que hemos establecido nuestra intención, es crucial comprometernos plenamente a seguirla. No se trata simplemente de intentar lograrlo, sino de mantener una dedicación constante y determinación inquebrantable. 

La intención es diferente de un simple intento, ya que implica un compromiso total para perseverar hasta alcanzar nuestro objetivo. 

Esto te puede interesar > ¿Cómo podemos cambiar pensamientos negativos por positivos de manera rápida?

Al adoptar esta mentalidad, eliminamos la posibilidad de fracaso, ya que, estamos comprometidos a seguir intentándolo sin importar los obstáculos que encontremos en el camino.

El motor en movimiento

La intención actúa como un motor en movimiento dentro de nuestro cuerpo, impulsándonos hacia la dirección que deseamos. Es como si entendiéramos un fuego interno que nos impulsa a dar los pasos necesarios para lograr nuestro propósito. Con cada acción que tomamos en alineación con nuestra intención, nos acercamos más a la manifestación de nuestros deseos.

Superando los desafíos

A lo largo de nuestro viaje, inevitablemente encontraremos desafíos y obstáculos que pondrán a prueba nuestra determinación. Sin embargo, la intención nos brinda la fuerza interna para enfrentar y superar estos obstáculos. 

En Método SOMA pensamos que cada vez que nos encontramos con una dificultad, recordemos nuestra intención y el poder que hemos generado desde lo más profundo de nuestro ser. Con esta perspectiva, podremos encontrar nuevas soluciones y seguir adelante con una actitud positiva.

La intención es una fuerza poderosa que nos impulsa a alcanzar nuestras metas y hacer realidad nuestros sueños más profundos. Al elegir cuidadosamente nuestras intenciones y comprometernos plenamente con ellas, desencadenan un proceso de transformación en nuestras vidas. 

Esto te puede interesar > ¿Sabes la diferencia entre la Reprogramación de la mente y la Medicina cuántica?

La intención nos capacita para superar los desafíos y nos proporciona la motivación y la claridad necesarias para avanzar hacia nuestros objetivos. Así que, toma un momento para reflexionar sobre lo que realmente deseas cambiar en tu vida y comprométete con la intención de hacerlo realidad. ¡El poder está en tus manos!

Y si tu intención es ayudarte a ti mismo y a los demás, empieza ya. (link URL cursosI

Información relacionada

La Crítica: Entre la Comunicación y la Toxicidad

A continuación, abordaremos un tema común, y a menudo polémico, en la interacción humana: la crítica.  La crítica es una parte integral de cómo nos comunicamos y expresamos nuestras preocupaciones y objeciones, pero también puede ser una fuente de conflicto y tensión en nuestras relaciones. Esto te puede interesar > Uso de la energía: Cómo potenciar el crecimiento personal y colectivo Exploraremos la naturaleza de la crítica, sus efectos destructivos cuando se convierte en un programa automático no deseado, y cómo podemos abordarla de manera más constructiva. La Crítica y su Relación con la Preocupación y la Víctima El programa de la crítica está muy relacionado con la preocupación y la sensación de ser una víctima. A menudo este programa surge como consecuencia de una creencia que nos lleva a la expresión de nuestra preocupación de manera errónea. Pensamos que si algo nos preocupa, debemos decirlo, y que es lícito criticar a alguien en función de esas preocupaciones. Sin embargo, es esencial comprender que la crítica no es siempre la respuesta adecuada. La crítica no deseada puede dañar las relaciones y crear conflictos innecesarios. Además, si tenemos el programa de crítica, es muy probable que también tengamos el programa de autocrítica. Esto significa que, al criticar a los demás, también nos criticamos a nosotros mismos. No podemos juzgar lo de fuera sin barrer antes nuestra casa.  Esto te puede interesar > Las claves para desprogramar la mente de las emociones que te limitan La crítica puede convertirse en un ciclo destructivo en el que todos salen perjudicados. La Diferencia entre Criticar y Comunicar Es crucial distinguir entre la crítica y la comunicación efectiva. La crítica tiende a estar cargada de emociones negativas y juicios, mientras que la comunicación efectiva se centra en expresar nuestras necesidades y deseos de manera asertiva y sin juzgar a los demás. Para comprender mejor esta diferencia, imaginemos el siguiente ejemplo. Si alguien dice: “Tú siempre me haces sentir mal”, esta es una crítica. Implica una evaluación negativa de la otra persona y puede causar resentimiento. Por otro lado, decir: “Por favor, cuando me hables, utiliza un tono de voz más amable” es un ejemplo de comunicación efectiva.  La importancia de una comunicación afectiva La carga emocional que lleva una crítica puede distorsionar la comunicación y convertirla en una experiencia negativa. Sin embargo, una comunicación efectiva provocará una satisfacción emocional a ambas partes a la vez que resolverá los problemas. Es fundamental, antes de corregir a una persona que está criticando, incluso antes de expresar nuestra propia crítica, que hagamos autoexamen de qué límite personal está siendo vulnerado.  En el ejemplo anterior, se estaba vulnerando el límite del respeto y la amabilidad. En otros casos puede ser el límite a permitir el espacio emocional o la distancia del otro, etc. Esto te puede interesar > Perfeccionismo paralizante, el peor enemigo del éxito  Una vez lo tenemos identificado, es fácil hablar de los hechos, en lugar de personalizar, como si de una forma de ser o una actitud inamovible se tratara. Es muy importante distinguir los hechos de las personas, para evitar el juicio. El Efecto tóxico de la crítica y la importancia de la comunicación asertiva La crítica, cuando se convierte en una práctica habitual, puede tener efectos tóxicos en las relaciones. Puede erosionar la confianza, crear resentimiento y alejar a las personas.  Cuando sentimos que estamos siendo constantemente juzgados o criticados, es natural que nos sintamos a la defensiva y que nuestras interacciones se vuelvan tensas. Además, la crítica no suele ser efectiva para cambiar el comportamiento de los demás. En lugar de motivar a alguien a mejorar, puede hacer que se sienta herido o atacado, lo que a menudo conduce a una respuesta defensiva en lugar de un cambio positivo. Crítica vs comuicación En lugar de recurrir a la crítica, es más efectivo practicar la comunicación asertiva. La asertividad implica expresar nuestras necesidades, deseos y preocupaciones de manera clara y respetuosa, sin juzgar ni culpar a los demás. La comunicación asertiva promueve un ambiente de respeto mutuo y apertura, lo que facilita la resolución de conflictos y la construcción de relaciones saludables. Esto te puede interesar > Uso de la energía: Cómo potenciar el crecimiento personal y colectivo Por ejemplo, en lugar de criticar a alguien por su comportamiento, podemos expresar cómo nos hace sentir y qué necesitamos. Decir algo como: “Cuando haces esto, me siento herido. Necesito que consideres mi punto de vista y que trabajemos juntos para encontrar una solución” es un enfoque asertivo que fomenta una comunicación más efectiva. Cómo Abordar el Programa de Crítica Si reconoces que tienes el programa de crítica arraigado en ti, no es necesario juzgarte o criticarte por ello. Recuerda que se trata de un programa, no de un rasgo de carácter. Todos tenemos patrones de pensamiento y comportamiento que debemos examinar y ajustar para mejorar nuestras relaciones y nuestra comunicación. Para abordar el programa de crítica, puedes comenzar por tomar conciencia de cuándo sientes la necesidad de criticar y preguntarte si la crítica es realmente necesaria en esa situación y si va a contribuir a mejorar o a empeorar las circunstancias.  Practica la empatía, intenta comprender el punto de vista de la otra persona y busca formas de comunicarte de manera más asertiva y constructiva. Recuerda que la comunicación efectiva y la resolución de conflictos requieren práctica. No esperes cambiar de la noche a la mañana, pero con esfuerzo y conciencia, puedes transformar tus interacciones y construir relaciones más saludables y positivas. Esto te puede interesar > Las claves para desprogramar la mente de las emociones que te limitan Método SOMA como herramienta para tu vida Desde Método SOMA creemos que pese a que la crítica constructiva es una parte natural y esencial de la automejora y la mejora de las organizaciones, su abuso puede tener efectos negativos en nuestras relaciones.  En lugar de recurrir a la crítica, es importante practicar la comunicación asertiva, que nos permitirá expresar nuestras necesidades y deseos de manera

Leer más »

Deshaciendo el bucle de la postergación

La procrastinación puede convertirse en una barrera insidiosa que obstaculiza nuestro crecimiento y el avance de nuestra carrera profesional.  La postergación, o el hábito de posponer tareas y decisiones importantes, no solo afecta la productividad, sino que también impacta directamente en la calidad y el progreso de una carrera profesional.  Esto te puede interesar > Desafiando la Rutina: La Clave para el Éxito Empresarial En este texto explicaremos la importancia de dejar de postergar para alcanzar el éxito laboral, destacando cómo superar este hábito puede abrir puertas a oportunidades significativas y fomentar un desarrollo profesional más sólido y satisfactorio. Efectos de la Procrastinación en la Carrera Profesional La procrastinación puede manifestarse de diversas maneras en el entorno laboral, desde la dilación en la entrega de informes hasta la renuencia a asumir nuevas responsabilidades.  Este comportamiento, aunque a menudo pasa desapercibido inicialmente, puede acumularse y tener consecuencias significativas. La falta de acción inmediata puede resultar en oportunidades perdidas, proyectos sin concluir y, en última instancia, en un estancamiento profesional. Además, la procrastinación puede erosionar la confianza que los colegas y superiores depositan en un profesional.  La incapacidad para cumplir con plazos establecidos o para abordar tareas importantes puede minar la percepción de competencia y compromiso, afectando las relaciones laborales y las perspectivas de avance. Conexión entre Procrastinación y Desarrollo Profesional Dejar de postergar implica reconocer la importancia de la gestión del tiempo y la priorización en el contexto laboral. Aquellos que pueden superar la tendencia a procrastinar están mejor equipados para enfrentar desafíos de manera proactiva, asumir nuevas responsabilidades y destacar en entornos profesionales dinámicos. Esto te puede interesar > El miedo al cambio: ¿Cómo superarlo y aprovechar nuevas oportunidades? La gestión efectiva del tiempo se traduce en una mayor productividad y eficiencia. La capacidad de completar tareas de manera oportuna demuestra compromiso y confiabilidad, cualidades altamente valoradas en cualquier entorno laboral.  Asimismo, aquellos que dejan de postergar tienen más tiempo para dedicarse al desarrollo profesional, ya sea a través de la adquisición de nuevas habilidades, la participación en proyectos innovadores o la búsqueda de oportunidades de crecimiento dentro de la organización. Impacto en la Toma de Decisiones Profesionales La procrastinación también puede infiltrarse en la toma de decisiones profesionales, desde la postergación de elecciones cruciales en la carrera hasta la dilación en la planificación a largo plazo.  Tomar decisiones informadas y asertivas es esencial para el progreso en cualquier carrera, y la postergación en este ámbito puede resultar en la pérdida de oportunidades valiosas. Dejar de postergar en la toma de decisiones implica asumir un enfoque proactivo y reflexivo. Aquellos que pueden superar la indecisión y actuar con determinación están mejor posicionados para aprovechar oportunidades estratégicas y trazar un rumbo claro hacia sus metas profesionales. Desarrollo de Habilidades de Autogestión Dejar de postergar no sólo implica cambiar hábitos inmediatos, sino también desarrollar habilidades de autogestión a largo plazo. La capacidad de establecer metas claras, crear un plan de acción y mantener la disciplina para seguir ese plan es fundamental para el desarrollo profesional continuo. Esto te puede interesar > La importancia de la autogestión emocional La autogestión también involucra la capacidad de manejar el estrés y la presión laboral de manera efectiva. Aquellos que pueden enfrentar desafíos sin sucumbir a la procrastinación son más propensos a mantener la calma en situaciones difíciles y encontrar soluciones eficientes. Cultivo de una Mentalidad de Crecimiento Superar la procrastinación va de la mano con el cultivo de una mentalidad de crecimiento. Aquellos que adoptan una actitud de aprendizaje continuo y ven los desafíos como oportunidades para crecer están menos inclinados a postergar, ya que valoran el progreso y la mejora constante. La mentalidad de crecimiento fomenta la adaptabilidad y la resiliencia, características esenciales en entornos laborales que evolucionan rápidamente. Dejar de postergar se convierte en un componente clave de esta mentalidad, ya que impulsa a los profesionales a enfrentar desafíos de manera proactiva en lugar de evitarlos. Conclusión Desde Método SOMA creemos que, en la búsqueda del éxito en la carrera profesional, dejar de postergar emerge como un imperativo crucial.  La procrastinación no solo obstaculiza la productividad inmediata, sino que también socava el potencial de desarrollo a largo plazo. Aquellos que reconocen la importancia de la gestión del tiempo, la toma de decisiones proactiva y el cultivo de habilidades de autogestión están mejor equipados para avanzar en sus carreras y aprovechar al máximo las oportunidades que se les presentan. Superar la procrastinación no es simplemente un cambio de hábito; es un cambio de mentalidad. Requiere un compromiso constante con el crecimiento personal y profesional, así como la disposición para enfrentar desafíos con determinación.  Esto te puede interesar > Descubre el Método SOMA con Sara Romero y Ainhoa de Federico Aquellos que logran dejar de postergar no solo experimentan una mejora en la eficiencia y la productividad, sino que también cultivan una base sólida de autoestima sana y real, para un desarrollo profesional satisfactorio y sostenible.  En última instancia, el abandono de la procrastinación no solo impulsa carreras individuales, sino que también contribuye a entornos laborales más dinámicos y exitosos.

Leer más »

Diferencias entre artrosis y artritis: Como mejorar tu bienestar diario

La artrosis y la artritis son dos condiciones médicas comunes que afectan a millones de personas en todo el mundo.  Esto te puede interesar > “Como las emociones afectan tus ojos” Conversaciones entre Ainhoa de Federico y Sara Romero Aunque a menudo se mencionan juntas, estas afecciones tienen diferencias significativas en cuanto a sus causas, síntomas y tratamiento.  Artrosis: Degeneración del cartílago articular La artrosis es una enfermedad crónica que afecta las articulaciones, especialmente aquellas que soportan un mayor peso, como las rodillas, las caderas y las manos. Se caracteriza por el desgaste y la degeneración progresiva del cartílago articular, lo que conduce a dolor, rigidez y pérdida de movimiento en las articulaciones.  Algunos factores de riesgo para el desarrollo de artrosis incluyen la edad avanzada, la obesidad, la lesión articular previa y la carga repetitiva sobre las articulaciones. Artritis: Inflamación de las articulaciones La artritis, por otro lado, es una enfermedad inflamatoria que afecta las articulaciones y puede involucrar diferentes sistemas del cuerpo. Existen varios tipos de artritis, siendo los más comunes la artritis reumatoide y la osteoartritis.  La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune en la que el sistema inmunológico ataca las propias articulaciones, causando inflamación, dolor y deformidad.  Esto te puede interesar > Dolores de cabeza: causas, enfermedades asociadas y alivio del síntoma La osteoartritis, mencionada anteriormente, se enfoca en la degeneración del cartílago articular y la formación de espolones óseos. Diferencias clave entre artrosis y artritis Aunque tanto la artrosis como la artritis involucran las articulaciones y pueden causar dolor, existen diferencias fundamentales entre ambas enfermedades. Estas diferencias incluyen: Causa subyacente: La artrosis es el resultado del desgaste y la degeneración del cartílago articular, mientras que la artritis se caracteriza por una respuesta inflamatoria del sistema inmunológico. Tipo de dolor: La artrosis generalmente se presenta como dolor mecánico, es decir, empeora con la actividad y mejora con el descanso. En cambio, la artritis a menudo se asocia con dolor inflamatorio, que puede ser constante y no aliviarse con el reposo. Rigidez matutina: La rigidez matutina es más común en la artritis, especialmente en la artritis reumatoide. En la artrosis, la rigidez tiende a ser más breve y desaparece después de unos minutos de movimiento. Esto te puede interesar > Depresión, ansiedad, estrés y otros síntomas físicos Aunque la artrosis y la artritis comparten síntomas similares, es importante comprender sus diferencias fundamentales para buscar el tratamiento adecuado. Tratamiento de artrosis y artritis con el Método Soma Con el Método SOMA se tratan ambas con el mismo grado de eficacia. En ambos casos, parar el avance de la enfermedad es relativamente rápido, y con esto la disminución de los síntomas. No obstante, la inflamación a veces tiene un componente de toxicidad, que hace necesario que nos ocupemos de ella, a veces incluso acompañando con cambio de hábitos o de alimentación. La microbiota también suele ser un factor importante a tener en cuenta, ya que esta debe ser regenerada, para la recuperación de la persona. La diferencia más significativa entre estas patologías suele residir en el tiempo que cada persona va a necesitar para recuperarse de los efectos de la misma. La inflamación puede remitir en semanas, a veces en meses, pero en el caso de articulaciones que han perdido su forma y se han torcido, se puede necesitar más de un año para volver a alinearse. Desde la perspectiva del Método SOMA, ambas enfermedades tienen un origen emocional, y suelen estar vinculadas, aunque no siempre, a patrones y creencias heredadas de la familia, que afectan a la validación y la autoestima.

Leer más »