e: info@metodosoma.com

Recursos

Equilibrio Emprendedor: Trabajo y Vida Personal en Armonía

¿Quién no ha contestado al teléfono del trabajo fuera del horario laboral?. ¿Quién no ha contestado un email fuera de sus horas? ¿Quién no ha tenido esa época de estar sometidos al bucle de salir de casa para ir al trabajo pero nunca salir del trabajo.

Hoy en día es una realidad que una de cada dos personas siguen con sus obligaciones laborales fuera de los horarios establecidos en sus contratos. Vivimos en una época de carrera continua y de multiobjetivos que nos hacen estar “trabajando todo el rato”. 

Sin embargo, saber desconectar es extremadamente importante, debemos saber distanciar nuestro trabajo de nuestra vida personal, pues si no, arrastraremos las emociones que el trabajo nos genera a nuestra vida privada, la cual debería servirnos como una vía de escape para refrescarnos de nuestras responsabilidades.

Esto te puede interesar > Amor Propio: El Pilar Fundamental de Tu Bienestar

En este texto queremos sumergirnos en la importancia de cultivar una gestión emocional efectiva para armonizar estas dos esferas de nuestra existencia, explorando cómo lograrlo, las consecuencias de ignorarlo y las recompensas de abrazar esta valiosa habilidad.

El Baile Entre Compromisos

La danza intrincada entre los compromisos laborales y personales demanda una habilidad maestra para mantener el equilibrio en la cuerda floja de la vida. Establecer límites nítidos se erige como la primera y más esencial estrategia en este baile emocional. 

Saber decir “no” cuando es necesario no solo es un acto de autenticidad, sino una demostración valiente de autoafirmación y al marcar límites, no solo defendemos nuestro tiempo y energía, sino que también creamos un espacio sagrado para nuestras necesidades personales, fortaleciendo así nuestra capacidad para comprometernos plenamente en todas las áreas de nuestra vida.

Las Consecuencias de la Desconexión Emocional

La falta de desconexión entre la esfera laboral y la personal no solo arroja sombras sobre nuestra salud mental y física, sino que también proyecta su influencia insidiosa en nuestro desempeño y relaciones. 

La fatiga y el agotamiento, como consecuencia de una carga laboral abrumadora, no solo amenazan nuestra productividad y creatividad, sino que también tiñen nuestra percepción del mundo, al final, acabamos arrastrando nuestras emociones del trabajo a los encuentros que tenemos en nuestro tiempo de ocio, ya sea a nuestras familias o a nuestros amigos. 

Esto te puede interesar > La importancia de la autogestión emocional

Además de las consecuencias en nuestras relaciones, el no saber distinguir entre los momentos de ocio y los de trabajo nos va a llevar a una dinámica autodestructiva donde el estrés, la ansiedad y el mal humor van a extenderse a problemas mentales y físicos que van a poder alcanzar una gravedad inimaginaria.

La Recompensa de la Armonía

En el lienzo de la vida, aquellos que logran gestionar emocionalmente el equilibrio entre trabajo y vida personal despiertan a una sinfonía de beneficios que se despliegan en todas las áreas de su existencia, desde el nivel físico, hasta el emocional. 

Son innumerables las ventajas que tienen las personas que saben distanciar su vida personal de la laboral. La productividad no solo se mantiene, sino que florece cuando se respeta la necesidad de descanso y renovación. 

La creatividad, liberada de las cadenas del agotamiento, expande sus alas, permitiendo el surgimiento de ideas innovadoras y soluciones frescas. Las relaciones personales, alimentadas con tiempo y energía, florecen en un terreno fértil, fortaleciendo los lazos y proporcionando un apoyo mutuo sólido. 

La satisfacción general y la sensación de bienestar dejan de ser metas lejanas para convertirse en una realidad tangible cuando aprendemos a disfrutar plenamente de los momentos fuera del bullicio laboral..

Esto te puede interesar > Abnegación: La importancia del equilibrio entre ceder y ser egoísta.

Productividad y vida equilibrada

Si queremos mantener nuestra productividad alta y nuestra vida equilibrada, debemos asegurarnos de trazar la línea entre lo personal y profesional en todo momento. Esto implica:

  1. Que en el tiempo de alta productividad profesional no vamos a permitir interrupciones de la vida personal, excepto si se trata de una urgencia, por supuesto. Y lo mismo se aplica a la vida personal. Solo se permiten urgencias.
  1. Contar con un sistema de trabajo que nos permita ejecutar de manera eficiente nuestras tareas, y terminar la jornada laboral y la semana con los objetivos cubiertos.
  2. Desarrollar la capacidad de ejercer una presencia plena en cada situación en la que nos encontremos, sin permitir que nuestra mente y nuestros pensamientos vaguen con problemas distintos a los que tenemos que abordar en cada momento.
  1. Deshacernos de todos los programas de lucha, exceso de responsabilidad, esfuerzo no recibido y culpa que, inconscientemente, nos mantienen en un bucle de trabajo sin fin, del que no podemos salir. 

Conclusión

Desde Método SOMA queremos hacerte consciente de que la gestión emocional se erige como un coreógrafo que guía el equilibrio entre nuestras obligaciones laborales y personales. 

La importancia de esta habilidad radica en la capacidad de cultivar una vida plena y significativa. Al aprender a establecer límites, practicar la gestión emocional y reconocer las consecuencias de la desconexión emocional, abrazamos la oportunidad de vivir de manera más auténtica y satisfactoria.

Esto te puede interesar > «Rompiendo Barreras de Autocrítica y Desarrollando Autoestima»

Si esto te resulta imposible, te sugerimos que revises tus creencias limitantes y programas inconscientes, que te impiden encontrar equilibrios saludables entre las diferentes áreas de tu vida, tan necesarios para la felicidad.

Información relacionada

Psoriasis: Qué es, cómo afrontar y combatir esta Afección Cutánea

¿Alguna vez te has preguntado por qué esta afección cutánea afecta a millones de personas en todo el mundo? ¿Sabías que se considera una enfermedad autoinmune que causa manchas rojas y escamosas en la piel, acompañadas de picazón y malestar?  ¿Te gustaría saber a quiénes afecta y cómo se puede combatir? Si es así, ¡has llegado al lugar correcto!  Esto te puede interesar > Superando los Obstáculos que te Impiden Avanzar en la Vida ¡Sigue leyendo para descubrir todo lo que necesitas saber sobre esta afección cutánea y cómo mejorar tu calidad de vida si eres uno de los afectados! ¿Qué es la psoriasis? La psoriasis es considerada una enfermedad crónica y recurrente que afecta principalmente la piel, aunque también puede involucrar articulaciones y uñas. Se estima que afecta a alrededor del 2-3% de la población mundial, sin importar género o edad.  Se caracteriza por la producción acelerada de células cutáneas, lo que lleva a la acumulación de escamas y a la aparición de placas rojas y engrosadas en la superficie de la piel. ¿A quiénes afecta? La psoriasis puede afectar a personas de todas las edades, desde niños hasta adultos mayores. Aunque las causas exactas aún no se comprenden completamente, se cree que existe una predisposición genética combinada con factores desencadenantes ambientales, como el estrés, las infecciones o los cambios hormonales.  Esto te puede interesar > Descifrando la Esclerosis: Un vistazo profundo a sus causas, síntomas y tratamiento Además, se ha observado que ciertos factores como el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol y la obesidad pueden agravar los síntomas de la psoriasis. ¿Cómo combatir la psoriasis? Consulta a un dermatólogo Si sospechas que padeces psoriasis, es fundamental que busques atención especializada. Un dermatólogo evaluará tus síntomas, realizará un diagnóstico preciso y te brindará un plan de tratamiento personalizado. Tratamientos tópicos  Los medicamentos tópicos, como cremas, lociones y champús especiales, son la primera línea de tratamiento para la psoriasis leve a moderada. Estos medicamentos buscan reducir la inflamación, controlar la descamación y aliviar la picazón. Fototerapia La exposición controlada a la luz ultravioleta puede ser beneficiosa para muchas personas con psoriasis. La fototerapia, realizada bajo supervisión médica, puede ayudar a reducir los síntomas y mejorar la apariencia de la piel afectada. Medicamentos sistémicos En casos más graves de psoriasis, donde los tratamientos tópicos y la fototerapia no son suficientes, se pueden prescribir medicamentos sistémicos. Estos medicamentos se toman por vía oral o se administran mediante inyecciones y están diseñados para reducir la inflamación y suprimir el sistema inmunológico. Esto te puede interesar > “Como las emociones afectan tus ojos” Conversaciones entre Ainhoa de Federico y Sara Romero Estilo de vida saludable Adoptar un estilo de vida saludable puede ayudar a controlar los síntomas de la psoriasis. Evita el estrés excesivo, mantén una alimentación equilibrada, realiza ejercicio regularmente y evita hábitos perjudiciales como fumar y consumir alcohol. Además, es importante cuidar la piel de manera adecuada. Evita el uso de productos químicos agresivos y opta por productos suaves y sin fragancias. Mantén la piel bien hidratada con cremas emolientes y utiliza protector solar para protegerla de los rayos UV. Apoyo emocional La psoriasis no solo afecta la piel, sino también el bienestar emocional de quienes la padecen. Puede generar sentimientos de vergüenza, frustración y baja autoestima. Buscar apoyo emocional a través de grupos de apoyo, terapia psicológica o hablar con familiares y amigos comprensivos puede marcar una gran diferencia en la forma en que se enfrenta a la enfermedad. Tratamientos complementarios Algunas personas encuentran alivio y mejoría en sus síntomas de psoriasis mediante terapias complementarias, como acupuntura, aromaterapia o técnicas de relajación, como el yoga o la meditación. Si decides probar estas opciones, es importante hacerlo bajo la supervisión de un profesional de la salud y complementarlas con el tratamiento médico adecuado. Esto te puede interesar > Uso de la energía: Cómo potenciar el crecimiento personal y colectivo Información y educación Aprender sobre la psoriasis es clave para poder manejarla de manera efectiva. Investiga sobre la enfermedad, sus posibles desencadenantes y las últimas opciones de tratamiento. Mantente actualizado sobre los avances médicos y participa activamente en tu propio cuidado. Desde la perspectiva del Método SOMA, la psoriasis está basada en una programación mental y emocional repetitiva, y se puede eliminar completamente en la mayoría de los casos. Observamos frecuentemente que la culpa, la vergüenza, personal o familiar, o la desvalorización, suelen aparecer en los casos de psoriasis. De hecho, muchas personas, tras la sesión con el Método SOMA, establecen la correlación entre una situación bochornosa o compleja de su vida, o de su familia, y la aparición del primer brote de psoriasis. Recuerda que cada persona es diferente, por lo que es posible que tu caso específico no tenga que ver con estas circunstancias que hemos indicado.  Esto te puede interesar > Superando los Obstáculos que te Impiden Avanzar en la Vida Es importante trabajar de la mano con un profesional para encontrar el enfoque terapéutico más adecuado para ti. 

Leer más »

La Lucha: Rompiendo el Ciclo de No Sentirse Suficiente

¿Todo te cuesta un esfuerzo mayor que el normal? ¿Hasta la tarea más sencilla se convierte en una pequeña batalla? ¿Tienes la creencia de que sin esfuerzo las cosas no valen la pena?  Esto te puede interesar > La poderosa fuerza de la intención: El camino hacia el logro Si te identificas con estas situaciones, es posible que estés experimentando el programa de lucha, el cual puede estar afectando tu vida y obstaculizando tu desarrollo personal en distintas áreas.  El Programa de Lucha y la Sensación de No Ser Suficiente El programa de lucha es una actitud mental que nos lleva a enfrentar cada situación con un gran esfuerzo y dificultad, incluso cuando las tareas son simples o no requieren tanto esfuerzo.  Este enfoque se deriva de una profunda creencia de no ser suficiente y de la idea de que solo mediante la lucha y el sacrificio se pueden lograr resultados valiosos. La lucha constante genera frustración y puede agotar nuestra energía vital, impidiéndonos disfrutar plenamente de la vida. El Ciclo de la Lucha y la Inseguridad Oculta El ciclo de la lucha se alimenta de una inseguridad oculta que muchas veces no somos conscientes de tener. Al buscar siempre el camino difícil en lugar de fluir con la vida, intentamos demostrar nuestra valía a través del esfuerzo extremo.  Esto te puede interesar > Rompiendo Barreras: No te conformes en la vida Sin embargo, este patrón solo perpetúa la sensación de no ser suficiente, ya que nuestra autoestima se basa únicamente en logros obtenidos mediante la lucha constante. En lugar de fluir con la vida, nos aferramos a un ciclo de esfuerzo y dificultad constante. Rompiendo el Ciclo y Fluyendo con la Vida La buena noticia es que no tenemos que quedarnos atrapados en el ciclo de la lucha. Podemos aprender a romper este patrón y empezar a fluir con la vida. El Método Soma es una herramienta efectiva para detectar y eliminar los programas limitantes, como el programa de lucha y el sentimiento de no merecimiento.  A través de diversas técnicas y prácticas, el Método Soma nos ayuda a reconectar con nuestra verdadera valía y a permitirnos vivir una vida más plena y satisfactoria. Descubriendo tu Merecimiento y Redefiniendo el Éxito El proceso de romper el ciclo de la lucha implica reconocer nuestro merecimiento y redefinir nuestra perspectiva sobre el éxito. Aprender a valorarnos por quienes somos, más allá de nuestros logros y esfuerzos, es fundamental para liberarnos de la necesidad constante de luchar y demostrar nuestra valía.  Al reconocer que merecemos una vida plena y feliz, podemos comenzar a abrazar la idea de que las cosas pueden ser fáciles y gratificantes sin necesidad de un esfuerzo desmesurado. Esto te puede interesar > ¿Sabes la diferencia entre la Reprogramación de la mente y la Medicina cuántica? Si te identificas con la sensación de no ser suficiente y de enfrentar cada situación con un esfuerzo excesivo, es hora de romper el ciclo de la lucha. El programa de no merecimiento puede limitar tu desarrollo personal y obstaculizar tu felicidad.  El Método Soma te brinda las herramientas necesarias para detectar y eliminar estos patrones, permitiéndote vivir una vida más plena y satisfactoria.  Recuerda que mereces una vida llena de facilidad y fluidez, donde tus acciones no estén impulsadas por la lucha constante, sino por tu auténtico merecimiento. ¡Es hora de liberarte y comenzar a vivir la vida que realmente te mereces! https://www.instagram.com/p/CkiPhdJj4Ap/

Leer más »

La Causa Emocional de los Trastornos de la Conducta Alimenticia (TCA) y su impacto

En el siguiente artículo vamos a desgranar las principales causas que aparecen en el origen de los trastornos alimenticios, los cuales, a su vez, son la causa de numerosas dolencias tanto a nivel físico como mental, de graves consecuencias en nuestra sociedad actual.  Profundizaremos en aspectos relacionados con la autoestima, y avanzaremos firmes hasta las programaciones subconscientes y las compensaciones emocionales generadas por la herida del niño interior, como aspectos fundamentales de esta grave lacra del siglo XXI. Esto te puede interesar > Programas Asociados al Carácter: Nerviosismo, Pereza, Control y Descontrol Comprendiendo los Trastornos de Conducta Alimenticia (TCA´s) Antes de adentrarnos en el origen emocional asociado a los Trastornos de la Conducta Alimenticia debemos comprender bien de qué se tratan.  Los TCA´s  son condiciones psicológicas complejas que afectan la relación de una persona con la comida y su propio cuerpo. La anorexia nerviosa, bulimia nerviosa y la compulsión alimentaria son manifestaciones de desafíos emocionales más profundos que requieren atención y comprensión.  Si tuviéramos que simplificar este concepto, en cierto modo diríamos que un TCA es todo aquel comportamiento que nos hace tener una relación tóxica con la comida. Sentirse  mal cuando se comen “cosas malas”, vomitar para no engordar o sentir rechazo por el hecho de comer son algunos de los comportamientos que nos pueden indicar que estamos dentro de alguno de estos procesos de relaciones negativas con la comida. Los TCA van más allá de simples hábitos alimenticios desordenados. La anorexia nerviosa implica una restricción extrema de la ingesta,  la bulimia nerviosa implica episodios de ingesta excesiva seguidos por comportamientos compensatorios, y la compulsión alimentaria se manifiesta en episodios de consumo excesivo sin compensación significativa.  Esta no es la forma en la que deberíamos relacionarnos con la comida, ya que estos comportamientos contradicen nuestra programación de supervivencia y autocuidado. Y sin embargo mucha gente lo hace, pero… ¿Por qué? Esto te puede interesar > Como nuestros programas nos enferman. Charla con Ainhoa de Federico Las Causas Más Comunes Como todo en la vida,  los TCA no vienen de un punto centrado. Su origen  reside en determinados aspectos de la esfera emocional. Factores como la presión social, traumas pasados, baja autoestima y trastornos emocionales subyacentes contribuyen a su desarrollo. Desde el punto de vista emocional, algunas de las causas más comunes de los TCA incluyen: Baja autoestima Las personas con baja autoestima pueden desarrollar un sentido distorsionado de su propio cuerpo y buscar la validación a través de la apariencia física. En ocasiones, es esa misma baja autoestima la que hace que la persona se “castigue” con comportamientos autodestructivos. Presión social y cultural Los estándares de belleza poco realistas promovidos por los medios de comunicación y la sociedad pueden contribuir a la insatisfacción corporal y la búsqueda obsesiva e irreal de la delgadez. Estrés y ansiedad El estrés y la ansiedad pueden desencadenar comportamientos alimentarios disfuncionales como una forma de hacer frente a las emociones abrumadoras, enmascarando una grave necesidad de control, no satisfecha. Experiencias traumáticas Experiencias traumáticas, como abuso físico, emocional o sexual, pueden contribuir al desarrollo de TCA como una forma de inhibir emociones y, de nuevo, controlar aspectos de la vida cuando otras áreas se sienten fuera de control. Esto te puede interesar > Las claves para desprogramar la mente de las emociones que te limitan Perfeccionismo La búsqueda implacable de la perfección en la apariencia física y el rendimiento puede llevar a comportamientos alimentarios extremos como medio para alcanzar estándares inalcanzables. Depresión La depresión puede influir en los hábitos alimentarios y en la imagen corporal, ya que las personas pueden recurrir a la alimentación como una forma de hacer frente a la tristeza o la falta de interés en la vida, o por el contrario, que la propia desconexión emocional les impida cuidar apropiadamente de si mismos. Problemas de identidad Las dificultades para desarrollar una identidad propia y una autonomía pueden contribuir a la vulnerabilidad ante los TCA. A menudo subyacen heridas emocionales infantiles, de rechazo y abandono, que hacen a la persona complaciente y desconectada de si misma. Presiones familiares Factores familiares, como críticas constantes sobre el peso o la apariencia, pueden contribuir al desarrollo de TCA. Este factor suele ir acompañado de una necesidad emocional no resuelta, que se traduce en un hambre incontrolable e imposible de saciar, ya que es de amor, de lo que el individuo tiene hambre. Problemas de relación Dificultades en las relaciones interpersonales pueden desencadenar comportamientos alimentarios disfuncionales como una forma de control o como respuesta a la falta de apoyo emocional. En estos casos, de nuevo es el hambre emocional y la incapacidad de pedir lo que realmente necesita, la que llevan al individuo a darse comida en lugar del alimento emocional que necesita. Genética y predisposición biológica Existen evidencias de que hay una predisposición genética hacia los TCA, y factores biológicos, como desequilibrios químicos en el cerebro, también pueden desempeñar un papel en su desarrollo. Esto es así, porque los programas y la predisposición emocional se heredan, así como se aprende la forma correcta o incorrecta de gestionar las emociones y recibir nutrición emocional en la familia. Esto te puede interesar > Transforma tu Mente: Descubriendo el Poder Oculto de la Neuroplasticidad Sin embargo, es importante recalcar lo que hemos mencionado anteriormente. Los trastornos alimenticios no suelen tener un origen único, ni son iguales para todas las personas con el mismo trastorno.. Suele surgir de relaciones y combinaciones de varios orígenes a lo largo del tiempo, que se retroalimentan, nunca mejor dicho. El Impacto de los TCA´s en Nuestra Vida El alcance de los TCA se extiende más allá de la esfera física. Las relaciones interpersonales pueden verse afectadas debido a la obsesión con la comida y la imagen corporal. Además, el rendimiento laboral puede deteriorarse por la falta de energía y concentración. Aquí, la gestión emocional ineficaz se manifiesta claramente, contribuyendo a un ciclo negativo que refuerza los trastornos alimentarios. Impacto a nivel personal A nivel personal, los Trastornos de la Conducta Alimenticia nos

Leer más »