Después de 14 años, más de 32.000 pacientes tratados y 20 ediciones de la formación, este año , Sara Romerodeja de ofrecer Consultas y pasa a concentrar su tiempo y energía en la divulgación y expansión internacional del Método SOMA.

Recursos

La importancia de dejar de compararse con los demás para mejorar la salud emocional

En la sociedad actual, la tendencia a compararse continuamente con los demás se ha vuelto omnipresente, alimentada por las redes sociales, estándares culturales y la presión constante de alcanzar ideales inalcanzables, nos ha vuelto imitadores de lo que aprecian nuestros sentidos.

Aunque sea un tema poco tratado, este comportamiento de comparación constante puede tener un impacto  profundamente devastador en el bienestar emocional de las personas, afectando su autoestima, felicidad y percepción de sí mismas, tal y como veremos a continuación.

Esto te puede interesar > De la Duda a la Seguridad: Cultivando una Mente Positiva para el Éxito

Origen de la Necesidad de Comparación Constante y Cómo nos Afecta

La necesidad de compararse a menudo encuentra sus raíces en la búsqueda de validación y aceptación social, y no hay que ser hipócritas en este tema. Todo el mundo, siendo jóvenes, se ha hecho el peinado que “molaba”, ha ido al “sitio de moda” o ha intentado pertenecer a algún grupo. 

Y no pasa nada, la vida son etapas y aprendizajes, y la necesidad de adaptación al grupo es un comportamiento profundamente arraigado en nuestra psique evolutiva. El problema real lo concebimos cuando este comportamiento lo arrastramos a lo largo de nuestra vida y lo hacemos parte de nuestra identidad, intentando reflejar una realidad, que no es la nuestra.

Las Redes Sociales quizás son el claro ejemplo de este comportamiento, todos los años se dan a conocer casos de gente que va más allá de lo necesario por unas míseras interacciones con su contenido o casos de personas que pese a reflejar una aparente felicidad acaban con sus vidas de manera repentina.

Estas redes amplifican este fenómeno al exponer a las personas a imágenes cuidadosamente seleccionadas que pueden generarnos una sensación de insuficiencia o fracaso, en comparación con los demás. 

Además, hoy en día, la posibilidad de obtener grandes ingresos de este medio ha favorecido a esta tendencia y a que mucha gente busque ser aceptada mediante sus publicaciones con la expectativa de poder dedicarse a ello.

Esto te puede interesar > Cómo Convertir los Obstáculos en Oportunidades: Resiliencia para Emprendedores

Además, hay otros aspectos como las expectativas culturales y sociales sobre el éxito, la apariencia y los logros contribuyen a la perpetuación de este comportamiento.

Impacto en nuestra salud mental

El hecho de tratar de encajar constantemente en el entorno, alejándonos y desconectándonos de quien realmente somos,  tiene importantes efectos negativos en nuestra vida. Entre ellos destacaría los siguientes:

Impacto en la Autoestima

La constante comparación puede erosionar gradualmente la autoestima de una persona. Al medir su valía en relación con los demás, las personas tienden a minimizar sus propios logros y cualidades únicas, centrándose en percepciones distorsionadas de lo que deberían ser o tener. Esto puede generar sentimientos de inadecuación y autocrítica.

Es injusto para nuestro SER que estemos comparándonos con personas que no caminan nuestro camino, ni calzan nuestros zapatos. Para nuestra psique, el hecho de compararnos injustamente es similar a una madre que compara a sus hijos, sin tener en cuenta sus diferencias de personalidad, de edad y de circunstancias, erosionando de forma letal la autoestima de todos ellos.

Desde el Método SOMA estamos convencidos de que la mayor muestra de respeto y amor que podemos darnos a nosotros mismos es contemplar nuestro propio camino con honestidad, valorando y premiando cada uno de los logros y aprendizajes que hagamos, puesto que estamos solos en él, y solo competimos en realidad con nosotros mismos.

Esto te puede interesar > Desatando nuestro potencial profesional: Venciendo el Miedo de Seguir Nuestros Deseos

Impacto en la Salud Mental

La comparación constante también está vinculada a problemas de salud mental, como la ansiedad y la depresión. La presión de cumplir con estándares poco realistas puede generar un estrés constante y un sentimiento de fracaso. 

La obsesión por la comparación puede convertirse en un ciclo negativo que afecta la estabilidad emocional y la calidad de vida.

A menudo, la costumbre de compararse encubre un programa que sin duda es imprescindible erradicar, para ser tú mismo: la necesidad de esforzarte para que te quieran.  Este programa mental se instala en algún momento de la niñez o incluso de la gestación, por una herida de rechazo, y te puede llevar a una vida de servicio, donde tu siempre eres el último. Este comportamiento es la puerta de entrada de la enfermedad mental y de la autodestrucción.

Impacto en las Relaciones Personales

Este comportamiento no solo afecta la relación consigo mismo, sino también las relaciones interpersonales. La envidia y la competencia no saludable pueden surgir, debilitando los lazos afectivos y generando un ambiente de desconfianza. La comparación constante puede convertirse en un obstáculo para la empatía y la conexión auténtica con los demás.

Esto te puede interesar > La importancia de la autogestión emocional

En definitiva,, el hecho de que no exista un vínculo afectivo real entre nosotros y las personas con las que nos comparamos, hace imposible que generemos emociones positivas que nos inspiren a la automejora y al cambio, sino que están generando distancia y aislamiento.

Conclusión:

Desde Método SOMA entendemos que la comparación constante representa un desafío significativo para la salud emocional de las personas en la sociedad moderna. La toma de conciencia sobre las raíces de este comportamiento y su impacto es fundamental para abordar sus consecuencias y poder quitárnoslas. 

En nuestra experiencia, todos estamos expuestos a este grave problema, pero son los niños y los jóvenes quienes carecen por completo de consciencia de que eso no debería de ser así y que les está dañando, puesto que todo su entorno es igual.

Las miles de personas que se han tratado este problema con el Método SOMA, siendo un número creciente de niños y adolescentes, nos obliga a incidir en las graves consecuencias que puede tener el hecho de subestimar este comportamiento tóxico en nuestros hijos, y en nosotros. 

Promover la autenticidad, la autoaceptación y la conexión genuina con los demás se presenta como un reto total hoy en día, pero, si se consigue alcanzar, es el antídoto ideal para contrarrestar la toxicidad de la comparación continua y cultivar un ambiente emocional saludable y enriquecedor.

Esto te puede interesar > Reprogramando el Pasado: La Clave para un Futuro Personal y Profesional ExitosoSi quieres aprender como desarrollar las herramientas que te permitan tener una vida plena no dudes en conocer más a fondo el Método SOMA, una técnica revolucionaria de reprogramación de la mente que te permitirá alcanzar tus objetivos.

Información relacionada

¿Por qué tu propio subconsciente te impide obtener resultados? 

Casi un 95 % de las acciones, reacciones y pensamientos que ejecutamos las personas en nuestro día a día están dirigidos por nuestros programas inconscientes.  Estos están tan interiorizados que ni siquiera tenemos que pensar en ellos. Como el acto de conducir, que después de un tiempo se vuelve automático, y a veces ni siquiera recordamos cómo hemos llegado a casa, ya que hemos conducido sin apenas pensar en ello. Esto te puede interesar > ¿Qué es el Método SOMA? Estamos, por tanto, dirigidos por estos programas, que tenemos muy integrados en nuestro yo más profundo y, a menudo, asumidos como parte de nuestro carácter. Estos programas podrán hacernos las cosas más fáciles o difíciles, según su naturaleza.  Plasticidad cerebral Los programas subconscientes que determinan nuestra realidad pueden, contrariamente a lo que siempre se ha creído, ser modificados desde el exterior. No son, por tanto, elementos inamovibles de nuestra forma de ser, y es posible trabajar sobre ellos, crearlos, modificarlos o eliminarlos, siempre y cuando dispongamos de las herramientas necesarias para localizarlos y modificarlos.  Pero hay que tener la voluntad de analizar nuestros patrones, y enfrentarlos sin juicio, para poder beneficiarnos de las ventajas de la plasticidad del cerebro.   A continuación, te explicaremos qué son los programas mentales, los programas antagónicos y el motivo por el cual, eliminar aquellos programas que nos frenan puede ser la clave para progresar hacia el objetivo que buscamos y hacia una vida satisfactoria. Qué son los programas mentales  Las personas, al igual que los ordenadores, tenemos en nuestro subconsciente programas que rigen automatismos, que se generaron para simplificar nuestra vida y garantizar nuestra supervivencia, a partir de nuestra interacción con estímulos externos, como nuestro entorno o experiencias. Estos programas se ejecutan de manera inconsciente y nos facilitan mucho la vida,  a la hora de realizar distintas acciones de nuestro día a día. Esto te puede interesar > Las claves para desprogramar la mente de las emociones que te limitan En principio, podríamos pensar que nuestra programación subconsciente es únicamente positiva y adecuada para nosotros, pero esto no es así. Tal vez fue así para nuestros antepasados o para nuestra familia, pero algunos de esos automatismos pueden estar limitando tu vida y tus opciones de éxito en la actualidad. Evolución de nuestro cerebro Nuestro cerebro aprendió, ya en la prehistoria, que era fundamental para la supervivencia ser capaz de anticipar los cambios negativos. Aquellos de nuestros antepasados capaces de anticipar una nueva glaciación y migrar, salvaron su vida, por lo tanto, los que tenían esta programación se reprodujeron y perpetuaron esta creencia por vía genética.   No obstante, puede ser que, en la actualidad, anticipar los cambios negativos y, sobre todo, temer los cambios, haya anulado en ti la posibilidad de ver las oportunidades de mejora, lo que te hace vivir atrapado en una vida plana y lineal. Esto te puede interesar > El miedo al cambio: ¿Cómo superarlo y aprovechar nuevas oportunidades? En una era de grandes avances tecnológicos como la que estamos viviendo, los programas que nos impiden abrazar el cambio van a ser, definitivamente, antagónicos. Cómo nos sabotean nuestros programas Haciendo otra vez un símil con el campo de la informática, los programas pueden mejorar el rendimiento del ordenador o hacerlo más lento, incluso se puede dar el caso de que al ejecutar un programa, no podamos abrir otro que necesitemos para hacer la tarea que buscamos desarrollar.  Este último caso, en el caso de las personas, sería el de un programa antagónico, es decir, un programa que nos impide progresar con la tarea que tenemos o que queremos desarrollar, ya que es contrario al que debemos ejecutar para conseguir lograr el éxito. Esto te puede interesar > Superando los Obstáculos que te Impiden Avanzar en la Vida Vamos a ver un ejemplo real. Una persona decidió tratarse con el Método SOMA, tras  alimentar durante años un fuerte deseo de ser madre y haberlo intentado de todas las formas posibles, con gran inversión de tiempo, dinero e ilusión, sin lograrlo.  En su programación subconsciente, sin embargo, había un “aprendizaje erróneo”, heredado de su abuela paterna, quien tuvo 12 hijos y enviudó en la guerra y, debido a las circunstancias tan complejas de su vida, su cerebro grabó la información que ser madre te arruina la vida.  Obviamente, esta información era real para la abuela, pero no para la nieta, ya que esta sí deseaba ser madre. Solamente al eliminar esta programación del subconsciente de la paciente, se logró la ovulación, embarazo y ver cumplido el deseo de ser madre. Cómo se si tengo programas antagónicos limitantes La mayoría de los programas de nuestro subconsciente tienen un impacto positivo en nosotros y son los que nos permiten progresar en nuestro día a día. Sin embargo, es altamente común que el progreso o éxito en algún aspecto nunca llegue a realizarse en su totalidad, pese a todos nuestros esfuerzos por lograrlo. Esa limitación a la hora de obtener resultados, nos señala, a menudo,  la existencia de programas antagónicos ocultos, que nos llevan en una distinta dirección de la que queremos ir. Cuanto tenemos muchos programas antagónicos, además, nos encontramos agotados, ya que estamos invirtiendo energía en nuestros esfuerzos para avanzar, y nuestro sistema está gastando energía en ejecutar el programa contrario, que nos impide avanzar. Esto te puede interesar > Superando el Programa de Víctima y la Crítica: Abrazando la Responsabilidad Personal Es importante recordar que los programas que tenemos en nuestro cerebro pueden ser modificados o eliminados.  Por lo que, el hecho de rechazar un objetivo o sentir frustración por el incumplimiento de alguno de los pasos en nuestro camino no es más que una decisión nuestra de rechazar la opción de trabajar sobre esos programas que nos están impidiendo progresar y mejorar.  De nosotros depende que estos programas nos inspiren para trabajar en nosotros mismos, de manera que sean un impulso en nuestro camino más que un peso en nuestros bolsillos que nos frene o incluso nos llegue a detener. Conclusión No

Leer más »

Diferencias entre artrosis y artritis: Como mejorar tu bienestar diario

La artrosis y la artritis son dos condiciones médicas comunes que afectan a millones de personas en todo el mundo.  Esto te puede interesar > “Como las emociones afectan tus ojos” Conversaciones entre Ainhoa de Federico y Sara Romero Aunque a menudo se mencionan juntas, estas afecciones tienen diferencias significativas en cuanto a sus causas, síntomas y tratamiento.  Artrosis: Degeneración del cartílago articular La artrosis es una enfermedad crónica que afecta las articulaciones, especialmente aquellas que soportan un mayor peso, como las rodillas, las caderas y las manos. Se caracteriza por el desgaste y la degeneración progresiva del cartílago articular, lo que conduce a dolor, rigidez y pérdida de movimiento en las articulaciones.  Algunos factores de riesgo para el desarrollo de artrosis incluyen la edad avanzada, la obesidad, la lesión articular previa y la carga repetitiva sobre las articulaciones. Artritis: Inflamación de las articulaciones La artritis, por otro lado, es una enfermedad inflamatoria que afecta las articulaciones y puede involucrar diferentes sistemas del cuerpo. Existen varios tipos de artritis, siendo los más comunes la artritis reumatoide y la osteoartritis.  La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune en la que el sistema inmunológico ataca las propias articulaciones, causando inflamación, dolor y deformidad.  Esto te puede interesar > Dolores de cabeza: causas, enfermedades asociadas y alivio del síntoma La osteoartritis, mencionada anteriormente, se enfoca en la degeneración del cartílago articular y la formación de espolones óseos. Diferencias clave entre artrosis y artritis Aunque tanto la artrosis como la artritis involucran las articulaciones y pueden causar dolor, existen diferencias fundamentales entre ambas enfermedades. Estas diferencias incluyen: Causa subyacente: La artrosis es el resultado del desgaste y la degeneración del cartílago articular, mientras que la artritis se caracteriza por una respuesta inflamatoria del sistema inmunológico. Tipo de dolor: La artrosis generalmente se presenta como dolor mecánico, es decir, empeora con la actividad y mejora con el descanso. En cambio, la artritis a menudo se asocia con dolor inflamatorio, que puede ser constante y no aliviarse con el reposo. Rigidez matutina: La rigidez matutina es más común en la artritis, especialmente en la artritis reumatoide. En la artrosis, la rigidez tiende a ser más breve y desaparece después de unos minutos de movimiento. Esto te puede interesar > Depresión, ansiedad, estrés y otros síntomas físicos Aunque la artrosis y la artritis comparten síntomas similares, es importante comprender sus diferencias fundamentales para buscar el tratamiento adecuado. Tratamiento de artrosis y artritis con el Método Soma Con el Método SOMA se tratan ambas con el mismo grado de eficacia. En ambos casos, parar el avance de la enfermedad es relativamente rápido, y con esto la disminución de los síntomas. No obstante, la inflamación a veces tiene un componente de toxicidad, que hace necesario que nos ocupemos de ella, a veces incluso acompañando con cambio de hábitos o de alimentación. La microbiota también suele ser un factor importante a tener en cuenta, ya que esta debe ser regenerada, para la recuperación de la persona. La diferencia más significativa entre estas patologías suele residir en el tiempo que cada persona va a necesitar para recuperarse de los efectos de la misma. La inflamación puede remitir en semanas, a veces en meses, pero en el caso de articulaciones que han perdido su forma y se han torcido, se puede necesitar más de un año para volver a alinearse. Desde la perspectiva del Método SOMA, ambas enfermedades tienen un origen emocional, y suelen estar vinculadas, aunque no siempre, a patrones y creencias heredadas de la familia, que afectan a la validación y la autoestima.

Leer más »

Autoboicot: Qué es, cómo reconocerlo y qué podemos hacer para remediarlo

¿Alguna vez has sentido que tú mismo te estás poniendo obstáculos en tu camino hacia el éxito? Si es así, probablemente estés experimentando autoboicot. Es decir, te estás limitando a ti mismo e impidiendo que puedas avanzar por miedo al fracaso o por alguna otra razón oculta. Esto te puede interesar > Elige ser el responsable de tu bienestar Todo esto nos hace sentir mal con nosotros mismos, mina nuestra autoestima, y genera un gran conflicto interno: nos “torturamos” enfadándonos con esa parte de nosotros mismos que nos boicotea y con nosotros por ser “débiles” o no poder hacer lo que realmente queremos o sabemos que es lo mejor.  El autoboicot genera un gran sufrimiento. ¿En qué consiste el autoboicot y cómo afecta a tus distintas áreas de vida? El autoboicot es un programa antagónico que nos impide avanzar en nuestras metas y objetivos, llegando a sabotear tu vida amorosa, laboral, incluso tu desarrollo personal.  Nos ponemos obstáculos imaginarios y creemos que no somos capaces de lograr lo que queremos. Es importante identificar estos pensamientos autoboicoteadores y reemplazarlos por pensamientos positivos y motivadores.  Seguro que has detectado estas programaciones en tu vida o en la de alguien cercano. O tal vez, has arruinado una relación sin saber muy bien por qué o posiblemente has echado a perder un gran trabajo o una magnífica oportunidad en el último minuto.  Esto te va a interesar > Desprograma tus limitaciones: 5 falsos mitos en los que sueles confiar Siempre que nos autoboicoteamos, no estamos tomando decisiones libres, sino decisiones destructivas determinadas por nuestra programación. Este programa siempre nos indica que escojamos la decisión que menos nos conviene.  ¿Cómo identificar a nuestro autosaboteador interno? Normalmente podemos identificar a la parte de nosotros que nos sabotea por cómo “nos habla” en nuestro diálogo interno. Suele ser derrotista o con pensamientos muy negativos, o ser un perezoso/a que procrastina y pone excusas para no hacer algo: “Nunca soy lo suficientemente bueno para hacer esto bien. No debería ni intentarlo.” “Siempre termino fallando en todo lo que hago. ¿Por qué seguir intentándolo?” “Debería haber hecho esto mejor. Siempre termino metiendo la pata.” “Nunca tendré éxito. No hay razón para seguir intentándolo.” “Soy un fracaso total. ¿Por qué molestarse en intentar alguna vez algo de nuevo?” “Siempre digo o hago las cosas equivocadas. Nunca podré cambiar eso.” “No tengo la capacidad para hacerlo bien. Debería renunciar antes de que los demás descubran que soy un fraude.” “Nunca podré mejorar en esto. Es mejor dejarlo y concentrarse en algo más.” “Soy demasiado tímido o torpe para tener éxito en esto. No puedo hacer nada al respecto.” “No tengo suficiente talento o habilidad para lograr esto. Es mejor no intentarlo en absoluto.” “Me propongo bajar de peso pero acabo dándome atracones o comiendo de manera poco saludable”. “Deseo aprobar unas oposiciones pero procrastino y me distraigo en lugar de estudiar.” “Quiero cambiar de trabajo pero no voy a las entrevistas cuando me llaman.” “Deseo iniciar una relación de pareja con alguien que me gusta, pero acabo alejándome de esa persona.” ¿Qué situaciones promueven el autoboicot? Las situaciones que pueden promover el autoboicot son variadas y muchas veces pueden ser difíciles de identificar. Por ejemplo, el tener una mentalidad negativa es una de las causas más comunes.  Esto te va a interesar > La información nos la da tu subconsciente  Si constantemente pensamos en fracasar, terminaremos actuando como tal, sin importar si en realidad teníamos los elementos necesarios para triunfar. Asimismo, las experiencias pasadas también pueden motivar el autoboicot. Si en algún momento de nuestra vida vivimos una situación en la que fallamos o no alcanzamos nuestras metas, podemos guardar ese recuerdo de manera profunda, lo que hace que cada vez que queremos hacer algo nuevo, el peligro de no lograrlo tampoco esta vez se siente abrumador. ¿Cómo podemos dejar de autosabotearnos?  En lugar de autoboicotear tus objetivos, puedes tomar medidas para superar este hábito negativo. Aquí tienes algunas soluciones para ello: – Identifica tus miedos y creencias limitantes y comienza a trabajar con ellos. – Rodéate de personas positivas y motivadoras que te apoyen y te ayuden a alcanzar tus objetivos. – Toma acciones diarias para lograr tus metas y celebra cada pequeño paso que des hacia el éxito. – No te rindas ante el primer fracaso, en cambio, utiliza cada experiencia como una oportunidad de aprendizaje. – Aprende a aceptar el hecho de que un error es una parte natural del proceso de aprendizaje y no algo que deba evitarse a toda costa. Esto te va a interesar > Ley de la causa y efecto ¿Qué puedes hacer para eliminar el programa de Autoboicot de tu mente? Primero debemos ser conscientes de que tenemos este problema. Esto significa que debemos dedicar tiempo a reflexionar y examinar nuestros pensamientos y acciones para poder identificar este comportamiento en nosotros. En segundo lugar, necesitamos cambiar nuestra forma de pensar y mejorar nuestra autoestima. Debemos aprender a creer en nosotros mismos, a confiar en nuestras habilidades y a visualizarnos como personas exitosas. Esto te va a interesar > ¿Cómo influyen las emociones en nuestra vida? Finalmente, romper el hábito de autoboicotearse no es fácil. El primer paso es reconocer que estás restringiendo tu propio potencial y luego trabajar en superar estos obstáculos. Si sigues adelante y te mantienes enfocado en tus objetivos, sin duda podrás alcanzar el éxito que te mereces. Desde el Método SOMA podemos eliminar este programa de manera rápida y eficaz.  No permitas que tus propias limitaciones mentales te impidan alcanzar el éxito. Aprende a ser tu propio motivador y creer en ti mismo. ¡Tú puedes lograr todo lo que te propongas y nosotros te ayudamos! https://www.instagram.com/p/CkYIl0_MjfW/

Leer más »